Tsunami superdestructivo explicado en su quinto aniversario

terremoto-tsunami-japon

Llegada del tsunami a las costas japonesas

Desde un primer momento se sostuvo que el poder destructivo del tsunami que devastó el noreste de Japón en 2011 fue superior al esperado para un tsunami de su intensidad. En su quinto aniversario un estudio que explica las causas de este inusual poder destructor, ve la luz.

En la simulación realizada por un grupo de investigadores del Instituto Internacional de Investigación de Desastres de la Universidad de Tohoku gracias a un super-ordenador se puede observar la evolución segundo a segundo de la llegada de diferentes acometidas y cómo el manto de agua cubre las costas con una potencia y una velocidad superior a las habituales.

Se ha prestado especial atención a la simulación realizada en la localidad de Rikuzentakata situada en la prefectura de Iwate dónde desparecieron 9500 de sus habitantes. En esta localidad el primer impacto del tsunami arrastró grandes cantidades de barro y arena de las playas, reduciendo de esta manera la resistencia de la costa y abriendo el paso a las olas sucesivas para que arrasaran con rapidez la costa.

La simulación nos muestra en este caso cómo las olas producidas por el terremoto de 9 grados de intensidad llegaron al centro de la localidad 30 segundos antes de lo esperado en condiciones normales.

En ese fatídico 11 de marzo de 2011 el agua alcanzó los 13 metros de altura, un metro más alto de lo que se hubiera alcanzado si el barro y la arena hubiera bloqueado la fuerza del tsunami. También se observa como la segunda ola avanzó al doble de velocidad que una ola convencional, arrastrando casas y coches hacia el mar.

Por otro lado, todos recordamos las imágenes de los grandes barcos pesqueros varados a centenares de metros de la costa y los incendios que se producían sobre los montones de escombros que flotaban en las aguas. Pues bien, el estudio indica que en la ciudad de Kesennuma, en la prefectura de Miyagi, las primeras olas barrieron cantidades masivas de lodo submarino de un golfo estrecho, lo que produjo una bajada del nivel del mar y favoreció que las olas siguientes llegaran a la orilla más deprisa, provocando lo anteriormente descrito.

En líneas generales fue la limpieza previa del fondo marino y las costas por las primeras llegadas del tsunami lo que provocó que las consecuencias posteriores tuvieran la envergadura que alcanzaron.

Te puede interesar

Categorías

Ciencia

David Melguizo

Soy Geólogo, Master en Geofísica y Meteorología, pero sobre todo soy un apasionado de la ciencia. Lector habitual de revistas científicas de... Ver perfil ›

Escribe un comentario