Refranes de julio

Playa

Julio es un mes que solemos relacionar con el mes antes de las vacaciones de verano. Y es que en el Hemisferio Norte la calor empieza a ser intensa, tanto que son muchas las personas que aprovechan sus ratos libres o los fines de semana para ir a la playa o de excursión por la montaña. Todo se lo debemos tanto a la distancia que está la tierra del astro rey, como del propio sol, el cual permanece en el cielo unas 15 horas y describe un arco aproximado de 73º. La radiación solar que recibimos es, pues, máxima.

Los refranes de julio están dedicados a las características propias de este mes o, lo que viene a ser lo mismo, a la sequía, a la calor y el particular ”cante” de algunos insectos.

¿Cómo es julio en España?

Temperaturas de julio 2015

Imagen – AEMET

En España cada año solemos tener un mes de julio extremadamente cálido, con una temperatura media que ronda los 26ºC. Son muchas los lugares en los que se registran los valores máximos del año, superando los 30ºC en buena parte del país, y llegando a los 40ºC o incluso superándolos en el sur de Andalucía y en Murcia. Las anomalías térmicas suelen ser habituales, como ocurrió el mes de julio del año pasado, con anomalías de más de 3ºC en algunos puntos de la península, como Madrid o Andalucía, y también en la isla de Gran Canaria.

El 15 de julio empieza el periodo canicular, que es el periodo más cálido del año según las estadísticas. Terminará el 15 de agosto, por lo que durante 30 días habrá que protegerse bien del sol y de la calor.

Precipitaciones julio 2015

Imagen – AEMET

En cuanto a las precipitaciones, son prácticamente inexistentes, con una media de 20mm. Sin embargo, a veces ocurre, como ocurrió el mes de julio del 2015, que en algunas comunidades pueden disfrutar de un mes de verano diferente, con lluvias abundantes. De hecho, las tormentas de verano son habituales, sobretodo en zonas de montaña.

¿Cuáles son los refranes de julio?

Cielo en verano

Son muchos los refranes que a lo largo de los años se han ido diciendo y popularizando. Gracias a ellos podemos hacernos una idea mucho más clara de qué es lo que nos depara este mes. Son los siguientes:

  • En julio normal, seco todo manantial: el agua se evapora con mucha rapidez, y como apenas llueve, los ríos pierden caudal.
  • Por mucho que quiera ser, en julio poco ha de llover: el cielo está casi siempre despejado, y el ambiente es muy caluroso.
  • Por Santiago los calores te agobiarán en un mar de sudores: la festividad de Santiago Apóstol es el 25 de julio, una época en la que hace mucha calor.
  • En julio es gran tabarra, el canto de la cigarra: son muchos los insectos y otros animales que durante las noches de verano, y sobretodo de julio, emiten su característico sonido. Los más representativos son las cigarras durante el día, y los grillos durante la noche.
  • ¿En julio dónde anda el mozo? Pues va de la acequia al pozo: en la huerta y en los jardines la frecuencia del riego hay que aumentarla. Antaño, y todavía hoy, se sacaba el agua del pozo para regar los cultivos y las plantas, para dar de beber al ganado y para el propio gasto de la casa.
  • En julio beber y sudar… y en balde el fresco buscar: debido a las altas temperaturas, el cuerpo humano suda con el fin de que, cuando sople aunque sea un poco el viento, se refresque; pero claro, sudar no basta en julio, sino que además tendremos que beber mucha agua para no deshidratarnos, y buscar una zona donde refrescarnos.
  • Julio es todo el día: los viejos y jóvenes tienen más vida: los días son más largos, por lo que tanto los más mayores como los más jóvenes se les ve con más ánimo, con más ganas de aprovechar el momento.
  • Julio y agosto, cada uno como el otro: estos son dos meses que meteorológicamente se parecen mucho. Ambos se caracterizan por registrar temperaturas muy altas, y apenas llueve en muchas regiones del país.
  • Julio abrasado, trigo seco y blando: debido a la escasez de lluvias, los campos de cultivo de trigo se ven secos durante este mes.
  • La viña, en julio, no quiere beber agua, sino tomar el sol: hay determinados cultivos, como la viña, que si cayese una lluvia fuera de época, se echarían a perder.
  • Si quieres sandía por Santiago (25 de julio), siémbralas por San Marcos (25 de abril): este es un recordatorio de que en este mes podrás empezar a disfrutar de una de las frutas típicas de la estación: la sandía. 🙂
  • Por la Magdalena, la avellana es plena: la festividad de Santa Magdalena es el 22 de julio, que suele coincidir con el comienzo de la maduración de los frutos del avellano (Corylus avellana).
  • En julio, agua viene y toalla va, y el verano ya pasará: y es que, con esta calor, no queda más que adaptarnos lo mejor que podamos, y tratar de disfrutarlo al máximo.

Prado

¿Conoces algún otro refrán de julio?

Te puede interesar

Categorías

Meteorología

Monica Sanchez

La meteorología es un tema apasionante, del cual puedes aprender mucho de él y de cómo influye en tu vida. Y no me refiero sólo a la ropa que te... Ver perfil ›

Escribe un comentario