Reducir el carbono negro daría resultados rápidos en la lucha contra el cambio climático

Empresas emiten gases de efecto invernadero a la atmósfera

El principal culpable del cambio climático es el dióxido de carbono (CO2), pero no es el único. Existen otros gases de efecto invernadero que dañan seriamente el medio ambiente, como el carbono negro. Un estudio realizado por FactorCO2 señala la reducción de sus emisiones como una medida que podría mitigar en gran parte el calentamiento global.

A diferencia de las partículas de CO2, que pueden estar años o milenios en la atmósfera, la permanencia del carbono negro es corta; oscila entre días o semanas, algo de lo que se puede sacar mucho partido en la lucha contra el cambio climático, ya que los efectos de su disminución serían inmediatos.

Además, la reducción de emisiones de carbono negro salvaría muchas vidas. La Comisión Europea asegura que gran parte de la culpa de la mala calidad del aire la tiene la materia particulada fina, de la que forma parte el carbono negro. La materia particulada fina sesga unas 600.000 vidas al año en el viejo continente, más que los accidentes de tráfico.

En España, el transporte es el que más carbono negro emite a la atmósfera (un 34%), seguido de la combustión en otros sectores y de la combustión en industrias del sector energético, mientras que a nivel mundial lo son la quema de biomasa, la quema de biocombustibles y los motores diesel para el transporte y el uso industrial.

FactorCO2 propone una hoja de ruta mediante la cual se podría lograr la reducción de esta partícula en España en un corto plazo de tiempo. Esta se sostenta en tres ejes: el científico-técnico, el institucional y el privado.

Te puede interesar

Escribe un comentario