¿Qué es y cómo se forma un ciclón?

Ciclón Catarina, 26 de marzo 2004

Ciclón Catarina, 26 de marzo 2004

Uno de los fenómenos meteorológicos que más llaman la atención por el poder que pueden llegar a alcanzar y, como consecuencia, a los daños que puede causar, es sin duda nuestro protagonista de hoy.

¿Quieres saber qué es y cómo se forma un ciclón? Te lo explico a continuación.

¿Qué es?

Un ciclón es un remolino gigantesco de viento acompañado de tormenta, que se puede formar en cualquier área donde haya bajas presiones, ya que estas son zonas que atraen el aire de la atmósfera.

Tipos

Se distinguen cinco tipos de ciclones (tropicales, extratropicales, subtropicales, polares y los mesociclones), de los cuales destacaremos los ciclones tropicales y los polares por ser protagonistas con más frecuencia de las noticias.

-Ciclón tropical: se forma en océanos cuyas temperaturas son altas, cálidas. De él absorben toda la energía que necesitan para desarrollarse. También se conocen como huracanes o tifones, e incluso como tormentas tropicales.

Los vientos que generan pueden alcanzar una velocidad de, como mínimo, 120km por hora, acompañados de lluvias intensas.

Ciclón polar: a diferencia del tropical, este tipo de ciclón tiene una duración es más breve. Se desarrollan con mucha más rapidez, tanto es así que alcanzan su máximo poder en apenas un día.

No se consideran tan problemáticos como los huracanes, pero la intensidad de los vientos también es alta.

Tormenta

Tormenta, una de las consecuencias de la ciclogénesis explosiva

Ciclogénesis explosiva

Al hablar de ciclones es inevitable que tratemos el tema de las ciclogénesis explosivas. Este fenómeno no es más que la consolidación de un ciclón, produciéndose rachas de viento y tormenta muy intensas que pueden dejar graves daños materiales.

Para que ocurra, la temperatura de la superficie del mar y la del aire han de ser muy diferentes, para que haya una caída de presión notable y en un periodo muy breve de tiempo.

Te puede interesar

Escribe un comentario