Qué es la gota fría

Mar frío

Al ir finalizando el verano, con unas temperaturas, tanto máximas como mínimas, en ligero descenso, cada vez son menos los que se aventuran a irse a dar un baño en la playa o en la piscina. Empieza a hacer fresco por las noches, situación que nos obliga a ponernos, aunque sea una chaqueta fina. Se respira un ambiente diferente. El calor poco a poco se va quedando atrás, mientras que el viento comienza a soplar con fuerza en muchas regiones.

También llega un fenómeno meteorológico propio de estos meses, aquel que nos trae lluvias, y muchas veces tormentas: la gota fría.

Las gotas frías atemorizan y entusiasman por igual a todas aquellas personas que vivimos cerca del mar, ya que se producen por el contraste de masa de aire frío de las capas altas con la corriente cálida que proviene de los océanos. Este impacto hace que la atmósfera se vuelva inestable, causando las lluvias. Además, es muy difícil afirmar, con total seguridad, que en tal sitio habrá una, porque realmente no se sabe hasta poco tiempo antes, pues no sólo dependerá de las condiciones atmosféricas, sino también de las características de la orografía. Por ejemplo un terreno montañoso, puede aguantar más masas de precipitaciones que un terreno orográfico más o menos plano.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, si bien entre la población a este fenómeno se le conoce como ”gota fría”, hay quien prefiere utilizar este otro término: DANA, que significa Depresión Aislada en Niveles Altos. Una palabreja que, poco a poco, se puede ir escuchando más en los partes meteorológicos de los informativos.

Temporal

Así pues, siempre que veas que hay un aviso de gota fría o DANA en tu zona, prepara la cámara de fotos y el paraguas para poder disfrutarlo en las mejores condiciones.

Te puede interesar

Escribe un comentario