¿Qué es la depresión estacional?

Persona

Con el cambio de las estaciones nuestro ánimo puede cambiar bastante: el aumento de las horas de sol durante el verano nos hacen sentir alegres, mientras que la disminución de las mismas nos produce el efecto contrario. Durante el otoño-invierno hay muchas personas que no se sienten bien, que están tristes y apáticas sin razón aparente: tienen lo que se conoce como depresión estacional o trastorno afectivo estacional.

Los cambios estacionales impactan sobretodo a aquellas personas que tienen predisposición a la depresión, ya que la disminución de la luz solar afecta a la producción de serotonina, que es una sustancia presente en las neuronas que está relacionada con el bienestar.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión estacional?

Si con el cambio de las estaciones te sientes apático/a, irritable, con ganas de aislarte de todos, con poca motivación para realizar tus actividades diarias, y si pasas (o quieres pasar) más tiempo durmiendo, es probable que sufras depresión estacional. Pero no te preocupes: tiene tratamiento y, en realidad, no será necesario que acudas al médico, a no ser que empieces a tener serios problemas para continuar con tu vida diaria.

¿Cómo superarla?

Realizar actividades al aire libre puede ayudarte a sentirte mejor.

Realizar actividades al aire libre puede ayudarte a sentirte mejor.

La actitud que tengamos frente a la llegada de la estación influirá en nuestro estado de ánimo. Por ello, es fundamental que adoptemos una actitud positiva, realizando una lista de cosas que nos gusten y que podemos hacer, tanto en el interior de casa como al aire libre.

Podemos incluso aprovechar para empezar a hacer ejercicio, ya sea saliendo a dar largas caminatas, o salir con la bicicleta durante las horas de luz, ya que el deporte nos ayuda a sentirnos felices.

Y por cierto, evitemos contar los días para que llegue la primavera. De hacerlo sólo conseguiremos sentirnos más estresados y ansiosos.

¡Ánimo!

Te puede interesar

Escribe un comentario