Puerto Rico vive el mes de junio más seco de su historia

San Juan de Puerto Rico

San Juan de Puerto Rico

El agua potable comienza a ser un bien escaso en Puerto Rico como consecuencia de la sequía que sufre la isla caribeña, la cual ha hecho descender el nivel de los embalses a mínimos históricos.

Según el Servicio Nacional de Meteorología, Puerto Rico está viviendo el mes de junio más seco desde que se comenzaron a recopilar datos en el año 1898. Si a eso le sumamos que mayo también fue un mes “bastante seco”, existe una “posibilidad real” de que en las próximas semanas se acabe declarando oficialmente el estado de sequía en Puerto Rico.

Francisco Martínez, el vicepresidente de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) de Puerto Rico, ya ha pedido a la ciudadanía que utilice el agua potable de forma prudente debido a su escasez. Y la situación no parece que vaya a mejorar pronto, ya que las previsiones para lo que resta de mes son también de poca lluvia.

La culpa de esta sequía podría tenerla El Niño, un fenómeno meteorológico de carácter cíclico que está dando señales de estar gestándose, aunque todavía no se ha declarado oficialmente.

Uno de los efectos de El Niño, que se produce en ciclos de entre dos y siete años, es que hace más calor y hay menos precipitaciones durante la época veraniega en el área del Caribe.

Te puede interesar

Escribe un comentario