Prevén en el Atlántico la temporada de huracanes más tranquila en 30 años

Fuerte oleaje

Ayer domingo 1 de junio arrancó en la cuenca atlántica la temporada de huracanes 2014, la cual puede pasar a la historia como una de las más tranquilas debido al desarrollo del fenómeno de El Niño en el Pacífico.

La temporada de huracanes en el océano Atlántico –que se extenderá a lo largo de seis meses en Estados Unidos, el Caribe y México– será menos activa de lo normal, según ha vaticinado la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA). El Niño, que se ha gestado ya en el Pacífico, afecta a la circulación atmosférica e inhibe la formación de huracanes en el Atlántico, lo que causará una baja actividad que lleva sin verse 30 años.

Los expertos del NOAA han llegado a la conclusión de que a lo largo de los próximos meses se formarán entre 8 y 13 tormentas tropicales en la cuenca atlántica, de las cuales entre 3 y 6 llegarían a huracanes, y sólo uno o dos de ellos serían de categoría mayor.

Si se confirman las previsiones, 2014 sería el segundo año consecutivo con poca actividad ciclónica, algo inusual que resulta difícil de explicar incluso para los científicos, aunque según Todd Kimberlain, del Centro Nacional de Huracanes (CNH), podría deberse a “un cambio de ciclo”.

Sin embargo, Kimberlain ha querido alertar sobre el hecho de que una baja actividad ciclónica no significa necesariamente que la población esté a salvo, y recuerda lo que sucedió en el año 1992, cuando el huracán Andrew causó la devastación en Florida dentro de una temporada “benévola”.

Te puede interesar

Escribe un comentario