¿Por qué nos cuesta tanto conciliar el sueño en verano?

Mujer duerme

Durante las semanas que han transcurrido desde la entrada del verano, es probable que hayas experimentado dificultades para conciliar el sueño debido al aumento de temperaturas, pero ¿sabes por qué se produce este problema?

El vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), José Antonio López Rodríguez, explica que viene ocasionado por el hecho de que para dormir bien el cuerpo necesita una temperatura externa de aproximadamente 21 grados.

Cuando la temperatura está por encima de ese valor –una situación que puede darse en un alto número de noches durante el verano–, se produce una hiperactivación del metabolismo para adaptarse, así como una activación cerebral.

En resumen, el cuerpo realiza un esfuerzo para equilibrar la temperatura corporal con la temperatura de la habitación, el cual ocasiona problemas para conciliar el sueño e incluso ansiedad.

Menos problemas en agosto que en julio

Para nuestra tranquilidad, López Rodríguez añade que se trata de un proceso de adaptación ligado al período en que se produce el aumento de las temperaturas, que habitualmente tiene lugar en las primeras semanas de julio. Este doctor segura que una vez nuestro cuerpo se acostumbre a las altas temperaturas del verano (finales de julio-principios de agosto), dormiremos bastante mejor de lo que lo hacemos ahora, al principio del verano.

Te puede interesar

Escribe un comentario