¿Por qué los terremotos no tienen nombre?

Teremoto Haití 2010

¿Te has preguntado alguna vez por qué los terremotos no tienen nombre? Estos temblores pueden resultar muy peligrosos, pues pueden provocar caída de edificios e incluso tsunamis. Sin embargo, los expertos consideran que no resulta práctico llamarlos por un nombre. Los huracanes, por el contrario, sí. Y es que aún podemos acordarnos del ‘Katrina’, que devastó la ciudad de Nueva Orleans en el 2005, y de otros de similares características como ‘Charley’ en el 2004, ‘Wilma’ en el 2005 o ‘Irene’ en el 2011. Nombres que, ya te adelanto, no volverás a escuchar, como dijo Fausto Polvorinos, jefe de Predicción de la AEMET.

Y aún hay más: al principio sólo se usaban nombres de mujeres, pero a partir de 1978 empezaron a usarse alternativamente femeninos y masculinos. Curioso, ¿verdad?

Para facilitar la comunicación a la población, es muy práctico ponerle nombre a un huracán. De esta manera, se puede identificar más fácil y rápidamente. Así, antes de que empiece la temporada (desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre), se diseña una lista para denominar a los potenciales huracanes recurriendo a las letras del abecedario excepto la Q, U, X, Y y Z. ”En el caso de que se agoten, se recurriría al alfabeto griego”, afirmó Polvorinos.

Este listado se renueva cada seis años y se reemplazan los nombres de los huracanes más devastadores por otros. Por cierto, la lista para estos próximos años ya ha salido, y puedes verla desde aquí.

Huracán

Los terremotos tienen características muy diferentes a las de los huracanes, la principal es que duran desde algunos segundos a pocos minutos; en cambio, los ciclones pueden causar daños durante dos semanas. Por lo que el nombre del huracán debe resumir las características de su evolución para facilitar la comunicación entre los expertos; los terremotos, al ser momentáneos, se recuerdan por la ciudad o el país donde se produjeron.

Te puede interesar

Categorías

Divulgación

Monica Sanchez

La meteorología es un tema apasionante, del cual puedes aprender mucho de él y de cómo influye en tu vida. Y no me refiero sólo a la ropa que te... Ver perfil ›

Escribe un comentario