Por qué huele la lluvia

Lluvia

Los días que llueve son unos de los mejores del año, no sólo porque es una experiencia maravillosa ver cómo cae el agua, sino también por el olor que se puede sentir. Ese característico olor a tierra mojada que tan curioso resulta.

Y es que, ¿cuántas veces te has preguntado por qué huele la lluvia? Esta es una curiosidad que voy a explicarte a continuación.

La lluvia huele a bacterias…

No a cualquiera, sino a un tipo muy especial: las actinobacterias. Estos microorganismos viven en el suelo, donde crecen y se reproducen. Pero ésto sólo lo pueden hacer cuando la temperatura del terreno es cálida y además está húmeda, lo cual ocurre generalmente en primavera, verano y comienzos de otoño.

Cuando llueve, estas bacterias desprenden una serie de esporas diminutas las cuales se expanden en el aire, que son las que les dan ese olor peculiar. Pero no es a lo único a lo que huele.

…y también a productos químicos

Hay determinados productos, como por ejemplo los aerosoles, o los insecticidas químicos, que acaban contaminando la atmósfera. Al hacerlo, la lluvia se acidifica, y cuando entra en contacto con los desechos orgánicos o con los productos químicos, se desarrollan diferentes reacciones químicas en la tierra resultando en olores muy diversos.

Entonces, ¿por qué nos gusta la lluvia?

Según los expertos, es una cuestión de supervivencia. Necesitamos agua para vivir, y cuando la sequía se alarga, enseguida nos preocupamos. Las plantas, cuando están pasando por un episodio de sequía, segregan un aceite para resistirla mejor. Cuando llueve, éste se les desprende y se esparce en el aire, dejando una fragancia, conocida como petricor, que asociamos con la lluvia. Así, nuestros antepasados establecieron una muy fuerte conexión entre la esperada llegada de la lluvia y el fin de la sequía.

Nubes de lluvia

¿Te sigue gustando el aroma de la lluvia después de haber leído esto? 🙂

Te puede interesar

Escribe un comentario