Ola de calor extremo en Australia, efectos y cambio climático

Humo procedente de los incendios provocados por la ola de calor

Humo procedente de los incendios provocados por la ola de calor

Mientras en el hemisferio norte se están sufriendo los efectos del vórtice polar llegando a producirse temperaturas récord en Canadá y EEUU y llegando a afectar al Oeste de Europa, en el hemisferio sur, el continente Oceánico está sufriendo una ola de calor registrándose temperaturas insoportables de hasta 44ºC.

Son numerosos los efectos de esta ola de calor está produciendo sobre Australia, por ejemplo en el Open de Australia de tenis se han producido un número de abandonos mucho mayor que otros años y varios partidos han tenido que ser suspendidos. A su vez se han tomado medidas como poner difusores de agua en las pistas e incluso algunos tenistas (entre ellos Maria Sharapova) han utilizado chalecos de hielo sintético.

Aún más expresivas son las declaraciones de algunos participantes como Franck Dancevic que tras sufrir un desmayo dijo “hasta que alguien muera seguirán con esto y poniendo partidos con este calor” o Ivan Dodgic que comentó “pensé que podía llegar a morir. No es aceptable jugar en estas condiciones” y propuso las suspensiones de los partidos en las olas de calor más extremo.

Incendios en viñedos y bosques en Australia

Por otro lado, la ola de calor está dando lugar a grandes incendios forestales. Produciendo al menos 2 víctimas mortales y la evacuación de miles de ellas. Ayer aún seguían activos 57 en el Estado de Victoria, siete considerados situaciones de emergencia. En el Estado de Australia Meridional, dos casas fueron arrasadas, y los bomberos temen la llegada de tormentas en las próximas horas que puedan generar nuevas situaciones de emergencia.

Además, en estos dos Estados, el calor ha provocado desmayos, deshidrataciones e insolaciones. El termómetro alcanzó 43,9°C el viernes por la tarde, pero poco antes de la noche había bajado a 30°. En Adelaida, capital de Australia Meridional, alcanzó 42,7° y también ha bajado.

Después de una semana con temperaturas superiores a los 40 grados en los Estados de Australia Meridional y Victoria, ayer viernes ya podía sentirse un poco de fresco y alivio con una bajada de las temperaturas de hasta 20 grados.

La Comisión del Clima, organismo independiente, ha advertido que esta tendencia continuará, que las olas de calor en Australia se darán con más frecuencia, serán más intensas y más duraderas, vinculando estos extremos al cambio climático. Además, el año 2013 fue declarado el año más caluroso en Australia desde que existen registros, con un ascenso medio de 0,9ºC desde el comienzo del pasado siglo XX.

Más información: Vórtice polar y corriente de chorro, influencia en los inviernos extremadamente fríosOla de calor causa incendios y desmayos en Australia

Te puede interesar

Escribe un comentario