El CO2 vuelve las aguas del Ártico cada vez más ácidas

Ártico

Un estudio realizado por el Centro Noruego para la Investigación Internacional del Clima y del Medio Ambiente revela que la química de las aguas del oceáno Ártico está cambiando por culpa de las emisiones de dióxido de carbono.

Las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono calientan el planeta (lo que se conoce como calentamiento global). Su efecto sobre los mares es que los vuelve cada vez más ácidos al ser absorbido desde el aire. Un proceso que en el Ártico tiene un mayor impacto, al tratarse de agua fría.

Según esta investigación, la acidificación de las aguas del Ártico es cada vez mayor, lo que puede dañar de forma irreversible su ecosistema marino. Pero el Océano Ártico no es el único en peligro, ya que los investigadores han concluido que la acidez media de las aguas oceánicas, a nivel de superficie, alrededor del mundo, es un 30% superior ahora que antes de la Revolución Industrial.

Más información – El hielo del Ártico desaparece a ritmo récord

Fuente – Te interesa

Te puede interesar

Escribe un comentario