Nubes “tsunami” en la costa de Florida

 

Nubes en ola

 

Creadas por el aire cargado de humedad que se mueve  hacia el interior desde el Golfo de México, estas nubes se forman mientras que el aire  sobrevuela por encima de los edificios, elevándose apenas lo bastante  arriba como para  enfriarse y para condensar la humedad en gotitas visibles de agua.

 

El aire fresco marino estaba casi completamente en su punto de saturación, con una temperatura cerca de 20ºC y una temperatura de rocío de 19.5 grados de ºC. El aire con esta temperatura puede llevar solamente una cantidad determinada de vapor de agua, y cuánta puede disponer en su seno depende  fuertemente de la temperatura. Una caida  de la temperatura,  hace que  no pueda contener dicho vapor de agua, así que parte del vapor se condensará  y una nube se formará.

 

En este caso, el aire fue refrescado elevándose forzadamente solo 50 metros sobre los techos de los bloques de pisos. Un paquete del aire no saturado se refrescará cuando es elevado con  un índice de -1º C por  cada 100 metros de ascenso. En este caso,  el aire se refrescó probablemente en cerca de -0.5º C,  lo necesario para que se formara la nube. En el lado opuesto de los bloques de pisos, el aire desciende lentamente  por detrás  y hacia abajo, se calienta a la misma razón. Mientras que se calienta el aire puede sostener  o mantener en su seno más vapor de agua y la nube se evapora y desaparece.

 

Como se puede ver en el video, se forman las nubes  por el aire muy húmedo que proveniente del mar se ve obligado a ascender  por unos edificios costeros (forzamiento “orográfico artificial”). Posteriormente asciente superando los bloques de cemento que se sitúan perpendicularmente al flujo incidente. Una nube en forma de sombrero se genera sobre cada uno de ellos así como estelas descendentes a sotavento, que por efecto “foehn” muy local se disipa más tarde.

 

 

Fuente: RAM


Categorías

Nubes

A. Esteban

Mi nombre es Antonio, soy Licenciado en Geología, Master en Ingeniería Civil aplicada a la Obra Civil y Master en Geofísica y Metereología. He trabajado como geólogo de campo y como redactor de informes geotécnicos. También he realizado investigaciones micrometeorológicas para estudiar el comportamiento en el CO2 atmosférico y del subsuelo. Espero poder aportar mi grano de arena a que una disciplina tan apasionante como la meteorología sea cada vez más accesible para todos.

Escribe un comentario