Medicanes, los ‘huracanes’ del mediterráneo

Medicane

Éramos muchos los que creíamos que en el mediterráneo no se producían fenómenos meteorológicos tan serios como los que puede haber, sin ir más lejos, al otro lado del océano Atlántico. Hasta que llegó ese día de otoño del año 2007, cuando de repente, a las cinco de la tarde se oscureció y empezó a llover como si no hubiera mañana. En la capital la situación era, sin embargo, mucho peor. Al estar junto al mar, el ”medicane” le afectó mucho. Tanto, que causó importantes daños materiales, y falleció una mujer.

Afortunadamente, no suelen ser fenómenos frecuentes. Pero, ¿qué son y cómo se forman los medicanes?

Qué son

Se suele pensar que un ”medicane” es un huracán del mediterráneo. Pero la realidad es que más que un huracán, a pesar de tener varias similitudes, se trata de una borrasca que tiene forma de ciclón tropical. Está compuesto por un ojo central, en el cual no hay nubes, que gira en dirección contraria a las agujas del reloj. Su diámetro no suele ser superior a los 300km.

Cómo se forman

Los medicanes se forman cuando, sobre el mar caliente, se posiciona una DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos, o también llamada gota fría). El contraste de temperaturas en las diferentes masas de aire hacen que estos fenómenos se puedan producir.

Mar

No son tan destructivos como lo llegan a ser los huracanes tropicales, pero como decíamos, ocasionan importantes daños debido a la intensidad de las lluvias y a las fuertes rachas de viento que pueden llegar a los 100 km/h. Así, suponen un serio problema tanto para las personas que están en el mar, como para las ciudades y/o pueblos costeros.

Se tienen registros de que los medicanes han afectado un mínimo de siete veces a las costas de la península española, y en seis a las del archipiélago balear.

Te puede interesar

Categorías

Ciclones

Monica Sanchez

La meteorología es un tema apasionante, del cual puedes aprender mucho de él y de cómo influye en tu vida. Y no me refiero sólo a la ropa que te... Ver perfil ›

Escribe un comentario