Más lluvias en las zonas áridas debido al cambio climático

Lluvia intensa

Las noticias sobre el cambio climático no son nada esperanzadoras, a fin de cuentas, a nadie le gustaría tener que mudarse como consecuencia de las inundaciones provocadas por una continua subida del nivel del mar, o por tener un clima cada vez más cálido y, por lo tanto, más extremo.

La que te traemos hoy podría ser una de las pocas positivas, pero no podemos dejarnos engañar. El cambio climático hará que en las zonas áridas haya más lluvias, pero eso supondrá un problema más que un ”regalo”. Descubramos por qué.

Cuando en un lugar las lluvias son escasas de por sí, a la hora de construir edificios, carreteras y demás se usan materiales que soportan las altas temperaturas, el impacto de los rayos solares y, si es una zona donde la probabilidad de que haya un sismo es muy alta, también que puedan resistir el temblor provocado por los terremotos. Por lo que, si en el supuesto caso de que las lluvias empezaran a ser más abundantes, el pueblo o ciudad no estaría preparado/a para afrontarlas.

Un equipo de investigadores ha realizado un estudio que se ha publicado en la revista científica Nature Climate Change, en el que se explica que hay un intenso vínculo de causa-efecto entre la subida de las temperaturas y las inundaciones, sobretodo en las áreas fuera de los trópicos.

Lluvias

Además, un incremento en las precipitaciones no supondrá poder disponer de más agua, ya que el calor adicional que provoque el calentamiento global conducirá a una mayor evaporación, por lo que al final las tasas globales de almacenamiento del preciado líquido se mantendrán en valores normales.

Según el estudio, las lluvias más fuertes caerán en la zona del Sáhara y en las regiones secas de América del Norte y Australia.

El calentamiento global es un problema que nos afecta a todos. Es momento de actuar para evitar el desastre.

Te puede interesar

Escribe un comentario