Lugares tan fríos que parece imposible que los habite gente

oymyakon01_570x375_scaled_cropp

Oymyakon en invierno, Siberia, Rusia

El frío nos vuelve a visitar y es conveniente recordar que en muchas ocasiones nos quejamos de vicio. Para ello echaremos un vistazo a los lugares más fríos del planeta dónde, aunque parezca increíble, vive gente durante todo el año.

Los ciudadanos de lugares como Verkhoyansk, Yakutsk o Oymyakon (ambos en Rusia) viven vidas muy diferentes a las nuestras, al menos en invierno. Por ejemplo, los conductores de estas ciudades dejan sus coches arrancados en los aparcamientos durante largas horas mientras hacen la compra o los recados, y a menudo deben calentar el aceite lubricante de sus coches con un soplete para descongelarla.

La temperatura más baja nunca registrada en la superficie terrestre, como hablábamos en el artículo de hace unos días, se dio en una zona cercana a una cordillera antártica alcanzando valores inferiores a los 92ºC bajo cero en una noche de invierno despejada. Aunque ninguna de las ciudades que vamos a enumerar llega a estas temperaturas, algunas de ellas se acercan peligrosamente a estos valores. Estos son los dos lugares habitados más fríos del planeta.

Verkhoyansk, Russia

De acuerdo al censo de 2002, en Verkhoyansk (Rusia) tenía 1434 habitantes; personas que son capaces de sacar su vida adelante en el profundo páramo siberiano. Esta ciudad fue fundada con categoría de fuerte en 1638 y sirve de centro regional en la cría de ganado y en la extracción de oro y estaño. Está localizada a 650 km de Yakutsh y a 2400 km del polo norte. Verkhoyansk fue utilizada para alojar a exiliados políticos entre 1860 y principios del siglo pasado.

No es de extrañar que se eligiera enviar a los exiliados a Verkhoyansk. En enero la temperatura media es de unos 45ºC bajo cero, y entre los meses de Octubre y Abril esta media se mantiene bajo los niveles de congelación. En 1982, sus habitantes registraron temperaturas de casi 68ºC bajo cero, temperatura que aún se mantiene como la más baja jamás alcanzada en este lugar. Estas temperaturas hacen que en las estaciones más frías la gente no salga a la calle durante varios días.

Oymyakon, Russia

Los habitantes de Oymyakon nos recuerdan, cuando Verkhoyansk reclama ser el lugar más frío del hemisferio norte, que en su ciudad se registró también una temperatura de 68ºC bajo cero el 6 de febrero de 1933. Dependiendo de a quién le pregunte, entre 500 y 800 personas consideran a Oymyakon su hogar. Oymyakon está localizado a tres días en coche de Yakutsk, capital de la República de Saja en la Siberia oriental. En este lugar las escuelas permanecen abiertas con temperaturas inferiores a 46ºC bajo cero.

Este pueblo toma su nombre de un manantial de agua caliente, que algunos de sus habitantes utilizan como grifo de agua caliente rompiendo la gruesa capa de hielo que lo cubre durante el invierno. El consejo de Turismo de Oymyakon presenta este pueblo como el destino perfecto para viajeros hambrientos de aventura y que gustan de experiencias extremas.

Estos son los dos casos más extremos, pero existen otros lugares en el mundo dónde el frío hace que la vida y costumbres de sus gentes, sea cuanto menos, peculiar.

Mas información: Temperatura anormalmente alta en el lugar más fríoLa temperatura más baja jamás registrada en la tierra

Te puede interesar