Los vientos de España: Tramontana, Levante y Poniente

Viento sobre cultivo

El viento. No suele gustar mucho a las personas, pero resulta fundamental para que las plantas puedan propagarse, para que los barcos puedan navegar, y para que se formen fenómenos meteorológicos tan impresionantes como los tornados o huracanes. Hoy en día además se usa como fuente de energía, por lo que su importancia no ha hecho sino más que aumentar.

España es un país que tiene una orografía muy marcada. Está rodeado por el Océano Atlántico y por el Mar Mediterráneo, por lo que se distinguen muchos tipos de viento. Los más conocidos son el Levante, la Tramontana y el Poniente. Seguro que has oído alguna vez hablar de ellos, pero ¿sabemos cuáles son sus características y cómo nos afectan?

¿Qué es el viento y cómo se produce?

Viento

Antes de entrar en materia, es importante saber qué es el viento y cómo se produce. Bien, el viento no es más que una corriente de aire que se produce en la atmósfera debido a la rotación y traslación del planeta.

A ello hay que añadir que la radiación solar no es la misma en todo el globo, por lo que se generan diferencias de presión que provocan que el aire caliente, que tiene tendencia a subir, desplace las masas de aire generando viento. Dependiendo de su intensidad, se hablará de brisas, huracanes o tornados.

La herramienta más avanzada con la cual se puede medir la velocidad del viento es el anemómetro, que nos ayuda también a predecir el tiempo.

En España hay 3 tipos de vientos que son los más conocidos. Veamos las características de cada uno de ellos.

Viento de Levante

Viento de Levante

Este es un viento que nace en el Mediterráneo central pero que alcanza su mayor velocidad (100km/h) al atravesar el estrecho de Gibraltar. Es el responsable de que en la costa atlántica andaluza haya un clima más bien seco, y de que en la cara este del peñón de Gibraltar las precipitaciones sean importantes.

Ocurre en cualquier mes del año, pero es más común entre mayo y octubre. Debido a su intensidad, es muy frecuente que los buques no puedan salir de los puertos de Tánger, Algeciras y Ceuta, pues el Estrecho de Gibraltar es una especie de embudo natural que se opone al paso del viento. Así, el Levante aumenta su velocidad imposibilitando la navegación.

Si hablamos de temperaturas, éstas son razonablemente altas, sobretodo durante los meses de verano cuando se registran entre 35 y 42ºC en muchos puntos de Andalucía, como Huelva o Cádiz. Y es que cuando el Levante atraviesa todo el este de Andalucía, pierde humedad y se recalienta al llegar al oeste, haciendo que la humedad ambiental se eleve.

Viento de Tramontana

Sierra de Tramontana

Este es un viento que ‘conozco personalmente’. Su nombre procede del latín, que significa más allá de las montañas. Tiene lugar en el nordeste de la península, entre las Islas Baleares y Cataluña. Se trata de un viento frío proveniente del norte que aumenta su velocidad en el suroeste del Macizo central francés y en los Pirineos. Puede alcanzar rachas de hasta 200 kilómetros por hora.

En Mallorca tenemos la Sierra de Tramontana (Tramontan en mallorquín), que es una cadena montañosa ubicada entre el norte y suroeste de la isla. En Croacia, concretamente en la isla de Cres se conoce como ‘tramontana’ la parte más septentrional de la mencionada isla.

El clima es un poco más frío que en el resto, por lo que la flora y fauna es muy distinta. Un ejemplo claro es que en muchos puntos de la Sierra de Tramuntana, donde el viento sopla con mucha más fuerza, podemos encontrar la única variedad de arce que vive en Baleares: el Acer opalus ‘Granatense’. Este árbol sólo vive en climas templados, con heladas de hasta -4ºC. El único lugar del archipiélago donde se registran temperaturas tan bajas es precisamente en la Sierra.

Una peculiaridad de este viento es que, cuando sopla, el cielo suele presentar un color azul intenso muy bonito.

Viento de Poniente
Mar Mediterráneo

El Poniente procede del oeste y tiene lugar en el centro de la península. Conduce las borrascas atlánticas hacia la península. Se trata de un viento frío y húmedo que suele dejar precipitaciones. Se distinguen dos tipos: el poniente mediterráneo y el atlántico.

Poniente mediterráneo

Este es un viento que aumenta la temperatura y baja la humedad ambiental durante el verano, y hace que el mercurio del termómetro baje durante el invierno. Así, en Murcia se ha registrado la temperatura más alta del país: ni más ni menos que 47’2ºC el 4 de junio de 1994.

Poniente atlántico

Este es un viento muy húmedo que arrastra frío del Océano Atlántico. No suele soplar más de hasta los 50km/h y las temperaturas no superan los 30ºC durante las horas centrales de los días veraniegos.

Como ves, cada tipo de viento tiene sus propias características. ¿Las conocías?

Te puede interesar

Un comentario

  1.   campos dijo

    Porque son los vientos más famosos de España?

Escribe un comentario