Los océanos perderán oxígeno a partir del 2030

Océano y montañas

Así lo advierte un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. Los océanos podrían perder oxígeno de manera notable y generalizada a partir del 2030. Una consecuencia más del calentamiento global que amenazará la vida de millones de peces, cangrejos, delfines y demás.

Si bien los científicos saben que ya ha empezado el proceso, lo que no sabían hasta ahora es el impacto que podría tener a medio y a largo plazo.

Las concentraciones de oxígeno en el océano varían de manera natural según las variaciones de los vientos y de la temperatura en la superficie. El suministro de este gas lo obtienen los mares desde directamente de la atmósfera, o del fitoplancton, el cual libera oxígeno en el agua a través de la fotosíntesis. Pero con el aumento de las temperaturas, las aguas superficiales absorben menos oxígeno, y el que es absorbido tiene más dificultades para llegar a las profundidades al expandirse.

Además, con el aumento de las temperaturas, el océano podría tener más zonas muertas naturales, que son áreas en las que no llega suficiente oxígeno. Para investigar el impacto del cambio climático en los océanos, los investigadores se basaron en el Modelo del Sistema Comunitario de la Tierra del NCAR para realizar el estudio.

Proyectando los resultados entre 1920 y 2100 a través del superordenador Yellowstone, operado por el NCAR, pudieron determinar cuándo es probable que sea más severa la desoxigenación de los mares. De esta manera, advierten de para los años 2030 y 2040, la pérdida de oxígeno será más general, excepto en el este de África, Australia y el sudeste asiático donde podría no llegar a producirse en este siglo.

Océano Pacífico

Así pues, el calentamiento global no sólo afecta a la atmósfera, al suelo que pisamos y a la flora y fauna que vive en él, sino también a los océanos, los cuales podrían acabar sin la variedad de formas de vida que conocemos y que nos falta por conocer.

Te puede interesar

Escribe un comentario