Los icebergs frenan el calentamiento global

Iceberg en Baffin Bay

Es curioso, pero es así. Un equipo de expertos de la Universidad de Sheffield (Inglaterra) ha realizado un estudio que ha terminado por revelar algo fascinante: los icebergs frenan el calentamiento global. ¿Cómo? Desempeñando un papel fundamental: estimulando el crecimiento del fitoplancton, unos microorganismos que, como buenos seres vegetales que son, absorben grandes cantidades de dióxido de carbono durante la fotosíntesis.

Y todo gracias a los nutrientes que les proporciona el agua derretida de los icebergs.

La naturaleza es asombrosa, y la supervivencia… casi se diría que más. Cuando un organismo se encuentra en un lugar tan inhóspito como la Antártida, debes de poder adaptarte a las condiciones. Las plantas lo han hecho. Es cierto, lo último que esperas es encontrarte selvas en el gélido paisaje antártico, pero en los océanos hay vida, mucha vida. Y, ¿cómo se sabe que los océanos están realmente vivos? Por el color.

El geofísico Grant Bigg y su grupo observaron y estudiaron los diferentes colores que adquiría la superficie del agua al pasar los grandes icebergs. Cuanto más verdoso es, la acumulación del CO2 del fitoplancton es mayor.

Iceberg

Los icebergs, los fertilizantes de la Antártida. Aunque hasta este estudio se pensaba que realmente no eran tan importantes para el fitoplancton, y que por lo tanto ellos no tenían un papel fundamental en su crecimiento. Sin embargo, Bigg señaló que ”este nuevo análisis revela que los icebergs gigantes son esenciales en el ciclo del carbono del océano Antártico. Hemos detectado niveles de clorofila sustancialmente elevados en un radio de entre cuatro y diez veces la longitud de los icebergs”.

Todo está relacionado y conectado. Todo aquello que está vivo y todo lo que no (piedras, tierra, aire, etc.) tiene su papel en el mundo. Un planeta que, a menos que lo empecemos a cuidar, con el tiempo dejará de ser el mismo.

Te puede interesar

Escribe un comentario