Los huracanes femeninos son más mortíferos que sus homólogos masculinos

Huracanes y sus nombres

Huracanes y sus nombres

Imagina que te encuentras en Brooklin en primera línea de costa y se recibe un aviso de tormenta o huracán. ¿Influiría el nombre que se le diera al huracán en tu forma de reaccionar?. Si su nombre es Sandy, ¿pensarías en que estás ante un peligro inminente o más bien empezaría a rondar tu cabeza la banda sonora de Grease y los bailes de un grupo de chicas y chicos rebeldes de instituto?

Según un estudio publicado en el Journal Proceedings de la National Academy of Science, cuando un huracán toma una identidad femenina suele ser más mortífero que una tormenta que toma nombre masculino ambos dados por la Organización Meteorológica Mundial (WMO). Este estudio se centra en las cifras de víctimas asociadas con 94 huracanes Atlánticos que han golpeado los Estados Unidos, desde 1950 a 2012.

Según el autor, la razón por la que los huracanes con nombres de mujer son más mortíferos se reduce a prejuicios de género. Quiere decir que la gente no tiene el mismo respeto a las tormentas a las que se le otorgan nombres de mujer, al no prestarse demasiada atención a los avisos y arriesgando sus vidas con el pretexto, “si lo han llamado Lucy no creo que sea muy peligroso. Una amiga de mi madre se llama así y no le haría daño a una mosca.”

El estudio, que incluye experimentos de seguimiento conjuntamente con un análisis profundo de los ratios de mortalidad de los huracanes, determinan que los ciclones con nombres entre “Charley” y “Eloise” triplican este ratio respecto a la media.

Sharon Shavitt, profesor de la Universidad de Illinois y coautor de este estudio comentó que “a la hora de juzgar la intensidad de una  tormenta, la población parece tener en cuenta los comportamientos de hombres y mujeres. Esto hace que un huracán con nombre de mujer, especialmente los que tienen nombres muy femeninos como Belle o Cindy, parezcan más suaves y menos violentos”. Incluso dijo que “gente podría estar muriendo como resultado de la feminidad de algunos huracanes”

No hay ninguna regla que dé los nombres a los huracanes en función de su gravedad. El sistema alterno masculino-femenino para denominar a los huracanes fue decidido por la WMO hace varios años, en el que se retiran e introducen nuevos nombres cada temporada. Es meramente accidental el hecho de que los huracanes más devastadores en tocar tierra en los últimos años (Katrina, Irene, Sandy) se hayan conocido con sobrenombres de mujer.

El huracán Katrina, responsable de la muerte de 1833 personas en 2005, y el huracán Audrey, una tormenta que se llevó consigo 416 vidas tras golpear el centro-sur de los Estados Unidos en junio de 1957, se excluyeron del estudio ya que eran casos excepcionales estadísticamente hablando que hubieran distorsionado el resultado. Sandy, aunque ya había bajado de categoría de huracán cuando alcanzó el noreste si se incluyó.

Shavitt justifica su estudio indicando que “no estamos comparado manzanas con naranjas. Lo que queremos destacar es que más allá de las características de la tormenta por si solas, un huracán intenso con un nombre muy femenino mata a más gente que uno con nombre masculino. Esto es lo que nos muestran los resultados obtenidos.” también indica que ” parece ser que los prejuicios de género no solo afectan a la gente si no también a las cosas”.

Mas información: Huracanes, ¿Por qué se llaman así?Nombres para la temporada de huracanes 2013

Fuentes: pnaswashington post, usa today

Te puede interesar

Categorías

Huracanes

David Melguizo

Soy Geólogo, Master en Geofísica y Meteorología, pero sobre todo soy un apasionado de la ciencia. Lector habitual de revistas científicas de... Ver perfil ›

Escribe un comentario