Los habitantes de Shishmaref, los primeros desplazados del cambio climático

Hijo esquimal

El cambio climático está obligando a muchas personas a cuestionarse quedarse por más tiempo en la tierra que han habitado desde siempre, o marcharse a lugares más elevados y seguros. Este es el caso de los habitantes de la isla de Shishmaref, en Alaska: el hogar de la comunidad esquimal Iñupiaq, quienes se convertirán en los primeros desplazados por el aumento de las temperaturas.

Situada al norte del estrecho de Bering, ya ha perdido un kilómetro de costa en el último medio siglo; los últimos 500m los ha visto Esau Sinnok, que sólo tiene 19 años. Su madre, al igual que todas las mujeres de la isla, tiene mucho miedo de que una ola termine con la vida de sus hijos.

En Alaska la temperatura se ha elevado entre 2 y 3 grados en los últimos 50 años. Así, la comunidad ya no puede estar segura en el caso de que haya una tormenta, pues la capa de hielo que protegía las costas, simplemente, se ha derretido. Como la situación se prevé que sólo empeore, en el 2001 los habitantes votaron reubicarse a varios kilómetros de la costa, a una zona más elevada, pero ”nadie está preparado”, lamenta Sinnok.

Se estima que 180 pueblos de la costa de Alaska, el 86% de ellos habitados por comunidades indígenas, están seriamente afectados por la erosión. Y no sólo eso, sino que además 24 se deben de reubicar necesariamente.

Alaska

Según la Armada estadounidense, no hay manera alguna de proteger al pueblo, ni ingeniería capaz de construir una barrera protectora ante la erosión. De hecho, el pueblo de Newtok podría quedar sumergido en el 2017 ya que pierde 25 metros cada año.

Aaron Cooke, arquitecto de la Universidad de Fairbans, ha diseñado una casa prototipo de madera móvil capaz de purificar el agua, reciclar los residuos y generar electricidad mediante unas baterías que almacenan la energía de colectores solares. Estas casas se construirán con la ayuda de los miembros de la comunidad en su nueva ubicación.

Te puede interesar

Escribe un comentario