Los alces regresan a Alaska

Alce adulto

Por fin podemos traeros una buena noticia referente al calentamiento global: los alces regresan a Alaska. Con el incremento de las temperaturas, poco a poco van recolonizando vastas áreas de la tundra, la cual antiguamente estaba congelada.

Los alces de Alaska son unos animales majestuosos que estuvieron muy cerca de la extinción debido al exceso de caza hacia finales del siglo XIX. Pero ahora, los científicos sugieren que su reciente aparición puede atribuirse a la emigración de los seres humanos. Pero aún hay más.

Los investigadores quisieron saber si el suministro de alimentos -que en este caso, se basa en arbustos durante toda la temporada hibernal- tenía algo que ver también con la desaparición y posterior aparición de los alces de Alaska. El resultado de su estudio fue relevante: los arbustos crecieron de 1.1 metros a 2m desde 1860.

Las plantas que viven en zonas donde la nieve tiende a cubrir el paisaje, deben de crecer lo suficiente en altura para poder emerger del blanco suelo. Al hacerlo, los animales herbívoros tienen más facilidades para comérselas. Pero no sólo eso: a medida que las temperaturas se van incrementando, algo que han hecho 0,8 grados centígrados desde 1860 hasta 2009, estos arbustos se están beneficiando de una temporada de crecimiento más larga, por lo que disponen de más tiempo para poder crecer.

Alce en Alaska

El estudio, que se publicó en la revista PLOS ONE, fue realizado por investigadores de la Universidad de Alaska. Ha resultado ser una muy buena noticia para el ecosistema del lugar pues, todo animal, toda planta, todo diminuto insecto, tiene su lugar en su hábitat natural. A pesar de que las temperaturas estén aumentando, a pesar de que de momento la tendencia se mantenga igual, siempre habrá noticias como esta que, al menos, nos alegrará.

Siempre es bueno que un animal regrese a casa 🙂 .

Te puede interesar

Escribe un comentario