La lluvia de estrellas del 24 de mayo mantiene en vilo a los astrónomos (podría ser una tormenta)

Lluvia de estrellas

Observatorios, astrónomos y todos los aficionados a la astronomía en general esperan con gran expectación el próximo 24 de mayo, ya que ese día tendrá lugar una lluvia de estrellas de una intensidad que no se ve desde hace aproximadamente diez años.

Las predicciones más optimistas apuntan a que la lluvia de estrellas, procedente del cometa 209P/LINEAR, tendrá una intensidad de mil estrellas fugaces por hora, cuando recordemos que lo normal son unas cien. De ser así, el espectáculo sería asombroso y ya no estaríamos hablando de una lluvia de estrellas, sino de una tormenta de estrellas.

Sin embargo, no todos los expertos confían en que el 24 de mayo vaya a producirse una tormenta de estrellas. Hay otros estudios que rebajan la cifra a cientos de estrellas fugaces por hora, lo que tampoco dejaría de ser una fantástica lluvia de estrellas.

Sea como sea, el próximo 24 de mayo saldremos de dudas. Será entonces cuando la Tierra pase por el rastro de partículas que el cometa 209P/LINEAR (descubierto hace sólo diez años) dejó hace cien años y que tienen la misma órbita alrededor del Sol que este.

Además de la intensidad, otro rasgo de esta lluvia de estrellas que ha contribuido a hacer de ella una de las más esperadas de los últimos años es el hecho de que los el rastro de fragmentos que atravesará nuestro planeta tienen un tamaño de un milímetro de diámetro (grande en términos astronómicos), lo que asegura unos meteoros muy brillantes. En este aspecto también será de gran ayuda la Luna, que estará en fase creciente, lo que significa que el cielo estará bastante oscuro y el fenómeno ganará en espectacularidad.

Si no quieres perderte esta prometedora lluvia de estrellas, que es una incógnita incluso para los astrónomos, recuerda mirar al cielo el día 24 de mayo durante las horas anteriores a la salida del Sol, aunque el momento de máxima actividad tendrá lugar entre las 9:00 y las 10:00 horas (hora peninsular).

Foto – flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario