Llega la inestabilidad: Una borrasca otoñal nos visita el próximo fin de semana

Termómetro callejero marca 40 grados

Los próximos días (la primera semana del mes de agosto) la península disfrutará de altas temperaturas de hasta 40 grados, aunque el fin de semana llegará una borrasca otoñal que provocará un descenso de temperaturas en buena parte del país.

Y esa no es la única razón para que los millones de personas que están estos días de vacaciones apuren al máximo las horas de buen tiempo que le restan a esta semana, ya que la borrasca otoñal también dejará precipitaciones y tormentas.

La parte buena es que, procedente de Reino Unido, esta borrasca atlántica (más habitual del otoño que del verano) servirá para refrescar las temperaturas después de unos días de intenso calor en la mayor parte del país.

Así que, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), lo que podemos esperar para el próximo fin de semana son cielos nubosos o muy nubosos en el extremo norte peninsular, con posibilidad de precipitaciones acompañadas por tormentas ocasionales, las cuales en puntos de la Cordillera Cantábrica y los Pirineos occidentales podrían ser fuertes.

Aunque de forma “más débil y dispersa”, también sufrirán esta inestabilidad en otros puntos del tercio norte peninsular y el sur de la Cordillera Ibérica, mientras que en el resto los cielos se mantendrán poco nubosos.

Te puede interesar

Escribe un comentario