Las tormentas de arena en Estados Unidos

Tormenta de arena en Arizona

Tormenta de arena abalanzándose sobre Arizona

Aunque las tormentas de arena de Oriente Medio han ganado en popularidad debido a vídeos como el que vimos hace unos meses –en el que Dubái era literalmente engullida por la arena del desierto–, Asia no es la única zona del planeta en la que se produce este fenómeno.

Las tormentas de polvo ocurren por todo el mundo. En el continente americano, por ejemplo, son bastante habituales. Las más famosas datan de los años 30 en Estados Unidos, cuando una serie de tormentas de polvo conocidas como “Dust Bowl” (cuenco de polvo) afectaron a las Grandes Llanuras del país.

Pero, ¿por qué se producen las tormentas de arena? ¿Qué factores intervienen? Veámos, este fenómeno –que puede alcanzar proporciones descomunales- se forma cuando cuando un fuerte viento se levanta sobre una región seca y arenosa que no tiene la humedad necesaria para que la tierra permanezca unida, haciendo que se levante la primera capa de polvo.

El viento puede mover las partículas de arena y tierra por suspensión o por saltación. En el primer caso, las partículas de polvo más pequeñas se quedan flotando en el aire y se mueven con el viento. Mientras que la segunda posibilidad se produce cuando los granos más grandes rebotan sobre la tierra y van recogiendo partículas sueltas. En ambos casos, el viento puede desplazar el polvo a grandes distancias.

Más información – Las tormentas de arena en Dubái

Foto – Green Dune

Te puede interesar

Escribe un comentario