Las nubes y sus categorías

 

Cirrucumulus

 

Las nubes están en continua evolución en la atmósfera. La observación del cielo muestra una gran variedad de formas. Cuando el vapor de agua cambia de estado, se forman gotitas de agua o partículas de hielo que son visibles a nuestros ojos, formando unas veces nubes altas y blancas, y otras veces bajas y oscuras o grises que cubren grandes extensiones del cielo.

 

El tiempo depende mucho del tipo de nubes que se formen en el cielo y, por eso, los meteorólogos se interesan por el estudio de la estructura y evolución de las mismas. En el transcurso de los últimos años, las observaciones por satélites y, en particular, las fotografías de las nubes sobre todas las regiones del mundo han contribuido notablemente a su estudio, completando, junto con las observaciones de aeronaves, nuestros conocimientos en esta materia.

 

Son dos las categorías principales de nubes: las nubes cumuliformes, semejantes a los cúmulus, que están en general separadas unas de otras por zonas de cielo claro. Por el contrario, las nubes estratiformes se presentan en velos o en capas que ocultan grandes porciones de cielo.

 

Los nombres utilizados para designar las nubes sirven para describir su tipo y su forma. La palabra latina “nimbus” ‘se añade al nombre que describe su forma, para indicar que van acompañadas de precipitación. El prefijo “fracto” o el adjetivo “fractus” (roto) se utiliza para especificar que las nubes están fragmentadas por causa del viento. La palabra “cirrus” (filamento) se emplea cuando las nubes tienen un aspecto filamentoso.

 

Te puede interesar

Categorías

Meteorología, Nubes

A. Esteban

Mi nombre es Antonio, soy Licenciado en Geología, Master en Ingeniería Civil aplicada a la Obra Civil y Master en Geofísica y Metereología. He... Ver perfil ›

Escribe un comentario