Las fuertes lluvias causan ocho muertos en Paraná, Brasil

Tejado durante temporal de lluvia

Si una parte de la gigantesca inversión que se ha hecho en Brasil para la construcción de estadios de cara al Mundial 2014, que comenzará el próximo jueves, se hubiera destinado a mejorar las condiciones de vida de millones de personas en el país, probablemente las fuertes lluvias que han caído durante los últimos días en el estado de Paraná hubieran sido bastante menos dañinas.

El gobierno ha destinado 11,500 millones de dólares para la organización del Mundial, una inversión que, según argumentan los grupos críticos sólo beneficiará a la FIFA. Ellos creen que se debería haber destinado a mejorar la infraestructura, el transporte, la salud y la educación.

Precisamente la capital de Paraná, Curitiba, será el cuartel general de la selección española durante esta competición futbolística, aunque ninguna de las ocho muertes se produjo en esta ciudad.

Dos de los fallecidos vivían en Medianeira, uno en Sulina, uno en Laranjeiras, tres en Guarapuava y uno en Campina do Simão. La situación más grave se encuentra en Guarapuava y Rosário do Ivaí, donde las autoridades decretaron el estado de emergencia debido a las fuertes lluvias.

Los habitantes de Guarapuava no tienen en estos momentos acceso a agua potable a causa de la inundación del reservorio de la Compañía de Saneamiento de Paraná (Sanepar), que se produjo después de la subida de un río.

En Curitiba, donde la selección española aterrizó anoche, casi 200 personas tuvieron que abandonar sus hogares en la noche del sábado para refugiarse en albergues improvisados.

Te puede interesar

Escribe un comentario