La “Niña” podría ser bastante débil durante los próximos meses

la-nina

La mayoría de la gente conoce por ser más famoso el fenómeno de El Niño. Sin embargo, La Niña tiene un efecto también problemático para las personas y no es tan conocido por el ciudadano.

La Niña es un fenómeno climático que, al igual que El Niño, pertenece a una parte del ciclo natural del clima en el mundo. Al Niño también se le llama Oscilación del Sur. Este ciclo tiene dos fases: La cálida cuando tenemos El Niño y la fase fría cuando tenemos a La Niña. Pero, ¿en qué se diferencian?

Cuando los vientos alisios soplan fuerte desde el oeste, las temperaturas del ecuador y alrededores disminuyen, por lo que comienza la fase fría llamada La Niña. Y por el contrario, cuando la intensidad de los vientos alisios es más débil, aumentan las temperaturas superficiales del mar y comienza la fase cálida llamada El Niño.

Estos fenómenos provocan cambios en los regímenes de lluvia de todas las regiones tropicales por varios meses y estos cambios se alternan en periodos que pueden variar entre los cinco y siete años.

La Niña tuvo efectos devastadores en distintas zonas del mundo en el año 2015 y los primeros meses el 2016. Sin embargo, según la Organización Mundial de Meteorología (OMM) este fenómeno será más neutral o débil en los próximos meses. Se ha informado que hay entre un 50% y 65% de probabilidades de que la Niña sea débil durante los tres últimos meses del año 2016 y los primeros tres meses del año 2017.

Esto es una muy buena noticia tras los sucesos ocurridos por el fenómeno de El Niño durante el año pasado y principios de este. Ha sido El Niño más intenso jamás registrado y es por eso que se han registrado las temperaturas más altas a nivel global. Estos fenómenos meteorológicos son fases opuestas de la interacción entre la atmósfera y el océano Pacífico, es por eso, que provocan efectos opuestos en el clima de diferentes partes del mundo.

 

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Eduardo dijo

    en España como afecta lo de la niña

    1.    Germán Portillo dijo

      Pues realmente, aunque se han llevado a cabo varios estudios sobre el tema, y algunos han conseguido relacionar de manera estadística el aumento de las precipitaciones en algunas comunidades con el fenómeno, las conclusiones no tienen el peso deseado. Por lo tanto, en España no hay ningún vínculo que una a La Niña.

Escribe un comentario