La Gran Barrera de Coral, más amenazada de lo que se pensaba

Gran Barrera de Coral

La Gran Barrera de Coral, el mayor arrecife que podemos encontrar en el mundo, está más amenazada de lo que se pensaba por el calentamiento global, y más específicamente por la acidificación de los océanos. Y es que, según un estudio publicado en la revista Nature Communications, un mineral llamado aragonita que necesitan estos seres vivos para la formación de su esqueleto, irá disminuyendo rápidamente a medida que las temperaturas aumenten.

El equilibrio químico de los océanos ya se encuentra perturbado, por lo que los corales están seriamente amenazados.

Para entender mejor la situación en la que se encuentran, un equipo de científicos de Australia y de Arabia Saudí creó un modelo para medir la tasa de aragonita en más de 3 mil arrecifes de la Gran Barrera de Coral. Medir la tasa de aragonita en todo el terreno es una tarea imposible, al menos en la práctica, pues tiene una extensión de 2300 kilómetros. Sin embargo, con este estudio podrán determinar cuánto se ha reducido este mineral en el océano, y cuánto más podría hacerlo en los próximos años.

De igual modo, si la aragonita sigue disminuyendo, no sólo veríamos como la superficie marina de corales se reduce, sino que también habría pérdidas a nivel de ”la biodiversidad de este ecosistema”, según señaló el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre la Evolución del Clima (GIEC).

Gran Barrera de Coral

Los océanos son un 26% más ácidos que en la era preindustrial, y según el GIEC, los corales están muy amenazados, con riesgo de extinción. Aunque las emisiones de CO2 se redujeran de manera importante, probablemente ya poco se podría hacer. Además, casi un tercio de los arrecifes coralinos en el mundo ya se han perdido, según la ONG medioambientalista WWF.

A pesar de que representan menos del 0,1% de la superficie oceánica, albergan alrededor de un cuarto de las especies marinas, incluyendo peces que consume el ser humano.

Te puede interesar

Escribe un comentario