Finaliza una temporada de huracanes en el Atlántico “relativamente tranquila”

Huracán Gonzalo desde el espacio

Ayer domingo 30 de noviembre finalizaba la temporada de huracanes en el Atlántico, la cual, tal y como predijo hace unos meses la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA), ha sido menos activa de lo normal.

Sin embargo, los meteorólogos de NOAA aseguran que lo más sorprendente y “extraordinario” que se ha producido durante esta temporada de huracanes no ha sido el hecho que haya sido “relativamente tranquila”, sino que ha supuesto el noveno año consecutivo en que ningún ciclón ha azotado Florida.

NOAA volvió a dar en el clavo con sus predicciones para la temporada de huracanes en el Atlántico. El organismo anunció entre ocho y trece tormentas tropicales, de las cuales entre tres y seis llegarían a huracanes, siendo uno o dos de ellos de categoría mayor (3, 4 o 5 en la escala Saffir-Simpson). Y en efecto, desde el pasado 1 de junio han habido ocho tormentas tropicales; seis se transformaron en huracanes, siendo dos de ellos, Edouard y Gonzalo (en la imagen de cabecera), de categoría mayor, 3 y 4, respectivamente.

Con esta, ya son tres las temporadas de huracanes “tranquilas y de poca actividad ciclónica” en la cuenca atlántica, algo en lo que según NOAA, han vuelto a jugar un papel decisivo la “acción de los vientos cortantes en las capas superiores de la atmósfera en los trópicos”, así como el hecho de que el monzón del oeste africano haya estado casi por debajo de la media.

La cuestión ahora es si Florida volverá a librarse de los huracanes el año que viene. Desde NOAA, como es lógico, desean que así sea, aunque alertan de que tarde o temprano la buena racha terminará, por lo que es mejor mantenerse alerta y no caer en el error de pensar que los huracanes se han olvidado para siempre de este estado tan maltratado históricamente por las tormentas.

Te puede interesar

Escribe un comentario