Evitar la pérdida de alimentos reduciría el impacto ambiental de la agricultura

Montaña de basura

Para poder sobrevivir, una de las cosas que necesitamos hacer es comer. Esto es algo que todos damos por supuesto. Pero claro, cada vez somos más los que habitamos este planeta, y cada vez son más los residuos que terminan tirados en la basura.

Además, ocurre algo muy curioso: si bien la demanda de productos cárnicos va en aumento, cada vez se encuentra más en los vertederos. Evitar la pérdida de alimentos reduciría el impacto ambiental de la agricultura, la cual podría ser la culpable del 10% de las emisiones de dióxido de carbono.

Cuanto más rico es un país, más se nota la tendencia hacia dietas ricas en carne. Así, la necesidad alimentaria mundial pasó de 2.300 calorías por persona y día, a 2.400 calorías por persona y día durante los últimos 50 años. El exceso de alimentos creció de 310 calorías por persona y día, a 510. Durante el mismo periodo, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con la comida que sobraba aumentaron de 130 millones de toneladas, a 530 millones de toneladas, es decir, se produjo un aumento de más del 300%, tal y como revela un estudio realizado por científicos del Instituto Postdam para la Investigación del Clima en Alemania y publicado en la revista ”Environmental Science & Technology”.

Teniendo esto en cuenta, se podría pensar que acabar con el hambre en el mundo es tarea sencilla, pues al fin y al cabo, bastaría con comprar aquellos alimentos que realmente necesita nuestro cuerpo. Pero lamentablemente hay muchos intereses económicos de por medio. Aún así, poco a poco son más los supermercados que ofrecen a aquellas personas sin recursos aquellos que no se pueden vender por estar a punto de caducar.

Agricultura

Este es un pequeño pero importante paso, no sólo para erradicar el hambre, sino también para reducir el impacto ambiental que tiene la agricultura.

Te puede interesar

Escribe un comentario