Estados Unidos y China se unen contra el cambio climático

Barack Obama y Xi Jinping

Imagen – AP

Dos de las potencias mundiales que contaminan más el planeta, Estados Unidos y China, se han unido contra todo pronóstico para luchar contra el cambio climático. Así, y en palabras del presidente norteamericano Barack Obama, quedará demostrado que el acuerdo al que se llegó en París en diciembre del 2016 fue un punto de inflexión para el planeta.

Una noticia de lo más sorprendente, sin duda. Pero, ¿servirá de algo? Ellos tienen clara su respuesta.

Si bien en la reunión que se celebró en París ambas naciones no firmaron el acuerdo, ahora el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dispone de los documentos que oficializan la ratificación. Él se mostró muy optimista: ”han dado un gran impulso para que el acuerdo entre en vigor”, el cual cree que podrá entrar en vigor antes de que acabe el año.

El objetivo es evitar que la temperatura media global suba dos grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales. Pero por el momento el problema es que tanto China como Estados Unidos representan un 40 por ciento de las emisiones totales de dióxido de carbono que se envían a la atmósfera; de hecho, China es responsable de cerca del 24% de las emisiones mundiales.

Persona

Sin embargo, ahora quizás la situación mejore. ”Ahora vemos un camino claro y creíble hacia la entrada en vigor del acuerdo de París”, indicó Brian Deese, consejero para el clima de la presidencia estadounidense, quien además añadió que, según demuestra la historia, cuando Estados Unidos firma acuerdos, éstos se mantienen.

Aún así, si se continúa invirtiendo en energías fósiles, el acuerdo no servirá de nada. Tanto es así que, según la ONG Climate Transparency, si se quiere evitar que la temperatura media global suba 2ºC hasta el 2030, las grandes potencias tendrán que multiplicar al menos por seis sus objetivos actuales de reducción de emisiones. ¿Lo conseguirán? ¿Tú qué crees?

Te puede interesar

Escribe un comentario