El Niño empeora el calentamiento global

Huracán

El fenómeno El Niño empeora el calentamiento global, que nosotros, los humanos, ya estamos agravando emitiendo sin cesar toneladas de dióxido de carbono y otros gases contaminantes a la atmósfera. Así, la temperatura terrestre se incrementó 1,33ºC y la del océano 0,74ºC desde el siglo XX.

Los expertos consideran que este fenómeno será cada vez más frecuente, por lo que es más que probable que lo que ya estamos viviendo sea sólo la antesala de lo que está por venir.

Los lugares más afectados por El Niño durante el año pasado fueron Siberia, África, América (especialmente América Central), y también Europa. El segundo lago más grande de Bolivia, Poopó, ahora es casi un desierto; otros lagos se secaron antes que él y otros muchos lo harán a posteriori. Por otra parte, a medida que el mar se va tornando cada vez más cálido, los fenómenos meteorológicos como los huracanes serán más intensos, como lo fue el huracán Patricia el año pasado.

Debido a ello, hay quien lo ha bautizado como El Niño ”Godzilla”, pues fue ”el fenómeno del niño más fuerte de la historia hasta ahora”, según dijo Paulina Ordóñez Pérez, investigadora de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Lago Poopo

Imagen – AP

Se están registrando muertes masivas y fenómenos muy intensos en muchos puntos del globo: el 2 de diciembre del 2015 aparecieron más de 400 ballenas sin vida en las playas chilenas, el 15 de enero de este año 10 mil calamares gigantes murieron también en Chile, el 11 de mayo del 2015, en tan sólo un día, se formaron 70 tornados en el medio oeste y el centro suroeste de los Estados Unidos.

Las corrientes oceánicas cálidas no tienen muchos nutrientes ni apenas oxígeno, pero a medida que el mar se va calentando, los fenómenos meteorológicos son más devastadores.

La cuestión es, ¿estaremos a tiempo de prevenir un desastre mayor?

Te puede interesar

Escribe un comentario