El fenómeno de La Niña se disiparía a fines de abril y la sequía afectaría al sur de EE.UU.

La Niña

El fenómeno de La Niña, responsable de una sequía en Texas y Sudamérica, debería disiparse a finales de abril, pero su impacto persistiría en grandes áreas del sur de Estados Unidos, lo que complicaría las condiciones para que los agricultores siembren sus cultivos en la primavera boreal. El Centro de Predicciones Climáticas de Estados Unidos (CPC) dijo en un informe mensual actualizado el jueves que La Niña se está debilitando rápidamente y que “enfrentaría una transición a condiciones neutrales para fines de abril del 2012”.

 
“Se espera que los impactos como La Niña persistan en la próxima temporada”, explicó el CPC, una oficina controlada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA). La Niña es un enfriamiento anormal de las aguas en el Océano Pacífico ecuatorial que puede prolongarse por años, y causa alteraciones en las condiciones climáticas en Asia y Estados Unidos. En tanto, el fenómeno de El Niño está relacionado con el calentamiento de las aguas, con sequías en el sudeste de Asia y Australia e inundaciones en Sudamérica.

 

El CPC dijo que se ha registrado sequía a lo largo de Florida, la costa estadounidense del Golfo de México y el suroeste de Estados Unidos. Los efectos de La Niña podrían causar problemas, en momentos en que se siembran importantes cosechas como las de maíz, soja y algodón en la región central de Estados Unidos y el sur del país. La Niña se ha sentido en Latinoamérica, donde se han reducido las estimaciones para la cosecha de maíz de Argentina en el 2011/12, el segundo proveedor mundial del grano. En tanto, la cosecha de soja de Brasil también ha resultado impactada.

 

La Niña se disiparía gradualmente poco antes del inicio de la temporada anual de huracanes del Océano Atlántico, el 1 de junio.

 

Fuente: Agencia Reuters

Te puede interesar

Escribe un comentario