El deshielo del Ártico provoca que los osos polares naden cada vez más

osos polares

El cambio climático está provocando entre otras muchas cosas el deshielo acelerado de muchas zonas del Ártico. Este lamentable hecho está repercutiendo negativamente en la fauna y flora de lugar. Una de las especies más perjudicadas están siendo los osos polares, ya que el deshielo está provocando que deban nadar cada vez más a la hora de conseguir su sustento alimenticio.

Los científicos y expertos en el tema piensan que al tener que nadar más de 50 kilómetros, los osos polares sufren una pérdida excesiva de masa corporal lo que afecta negativamente al desarrollo de la propia especie. La falta de hielo hace que tengan que nadar una media de 3 días y de cerca de 90 kilómetros antes de descansar y de llegar al lugar deseado.

El estudio ha revelado  que las especies más jóvenes y delgadas corren el peligro de ahogarse y que las largas distancias sólo lo consiguen aquellos osos adultos y de complexión fuerte. El problema se va agravando con los años ya que cada vez hay más zonas sin hielo y la distancia a nadar es mucho mayor.

osos

Nadar grandes distancias provoca que los osos polares tengan un gasto energético mucho mayor del necesario, lo que al final repercute negativamente en la propia población de osos polares ya que las crías no son capaces de hacer tal esfuerzo físico provocando su fallecimiento. Estas son algunas de las lamentables consecuencias que está teniendo el cambio climático en algunas zonas del planeta como el Ártico.

Una situación realmente preocupante y lamentable ya que a menos que se tomen soluciones rápidas e inmediatas, podría provocar la extinción de una especie animal tan importante como es la de los osos polares. Habrá que esperar que los grandes gobiernos de todo el mundo tomen rápidamente cartas en el asunto para solucionar tal problema.

Te puede interesar

Un comentario

  1. Realmente es lamentable, espantoso… y lo peor es que algunos cada vez que ven un oso polar hambriento piensan en petróleo y dinero. Gracias por el artículo.

Escribe un comentario