El deshielo del Ártico afecta a los patrones de viento

Ártico

Todo está conectado. Lo que ocurre aquí, tiene efectos mucho más lejos. Esto podemos verlo con el calentamiento global: a medida que deforestamos más bosques, contaminamos los mares y el aire que respiramos, la temperatura media global está aumentando. Es cierto, cambios climáticos ha habido siempre, y mucho peores que el que estamos viviendo ahora. El problema es que antes los seres humanos no tenían el poder (y la capacidad) de alterar el clima como lo está haciendo ahora.

El deshielo del Ártico afecta a los patrones de viento, y por si eso fuera poco, como consecuencia altera el clima en el Hemisferio Norte.

A este fenómeno se le conoce con el nombre de ”Efecto Ártico”, que podría crear condiciones ”climáticas árticas” en el norte de Europa, Asia y América del Norte. Asimismo, el ambientalista Erik Quiroga aseguró que mientras que los veranos serían más cálidos y más duraderos (extendiéndose incluso hasta el otoño), los inviernos serán más intensos y extremos.

Como comentábamos hace un tiempo, apareció en imágenes satelitales una mancha azul en el sur de Groenlandia e Islandia. Una mancha que representa agua fría y dulce. Bien, Quiroga sugiere que esta fuente de agua es el deshielo de Groenlandia, que está perdiendo más de 100 mil millones de toneladas de hielo cada año.

Océano ártico

El año pasado pasará a la historia por el ser el más cálido hasta la fecha, pero también por el deshielo: hacia el final del verano pasado el hielo marino ártico se redujo en mil 81 millones de kilómetros cuadrados. ”Es como si un gran espejo casi del tamaño de México, que reflejaba el 90 por ciento del calor recibido se diluyó y ahora absorbe esa cantidad de calor, generando una gran cantidad de humedad que se convierte en lluvia y su vez en la nieve que alimentará los próximos extremos inviernos árticos”, explicó el experto.

Curioso, ¿no crees?

Te puede interesar

Escribe un comentario