El cambio climático vuelve caníbales algunas especies

Gaviotas

Cuando una especie no tiene suficiente comida para poder sobrevivir, a veces recurre al canibalismo. Habrá quien piense que el ser humano nunca ha recurrido a ese extremo, pero la realidad es muy distinta. Pero no vamos a hablar de la humanidad, sino de los animales que viven en la naturaleza y son los primeros en sufrir las consecuencias de todos los cambios que se están produciendo en el clima.

Y es que, según un estudio, algunas especies se están volviendo caníbales por la falta de sustento debido al cambio climático.

Uno de estos animales son las gaviotas que viven en la costa oeste de los Estados Unidos. Resulta que las poblaciones de plancton del noroeste del Pacífico se están trasladando al fondo marino, buscando aguas que tengan temperaturas más frescas; pero no se van solos, sino que los acompañan los peces que se alimentan de estos microorganismos; peces que eran pescados por las gaviotas.

Así pues, estas aves se están quedando sin su alimento principal, y están optando por comerse los huevos y sus crías para poder seguir viviendo. Pero no son los únicos que se han vuelto caníbales.

Oso polar

En el Ártico se está viendo cómo los osos polares están teniendo cada vez más problemas para cazar focas y otros mamíferos marinos, ya que el hielo se derrite cada vez más pronto. Para sobrevivir, estos animales recurren a comerse ejemplares más jóvenes o incluso crías. Esto, si bien es un comportamiento natural de esta especie, el cambio climático lo está acentuando más.

Pero aún hay más: hay algunos animales, como las langostas, a los que les favorecen las temperaturas altas, y que, por lo tanto se reproducen de tal manera que en muy poco tiempo hay sobre-población. Entonces, se encuentran en la situación de que no hay comida para todos, por lo que se engullen unos a otros.

¿Qué ocurrirá en el futuro? No se sabe, pero de continuar así, no se espera nada bueno.

Te puede interesar

Escribe un comentario