El cambio climático no se puede frenar, sólo desacelerar

Planta emitiendo gases contaminantes a la atmósfera

Algunos de los futuros efectos del cambio climático son inevitables; no importa si los gobiernos actúan rápido o no. Eso es lo que sostiene el Banco Mundial en su informe ‘Bajen el calor, enfrentando la nueva normalidad climática’, y lo que muchos nos temíamos desde hace bastante tiempo.

La subida de las temperaturas (cuyo promedio en 2050 será de casi 1,5 grados centígrados) y la elevación del nivel del mar no dependen ya de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, según señala este organismo. Ya es tarde para frenarlo.

El informe prevé que el nivel del mar continuará subiendo, así como las temperaturas, aunque el Banco Mundial cree que está en la mano de los gobiernos que estos futuros efectos del calentamiento global sean más o menos catastróficos, para lo que es fundamental la reducción de gases de efecto invernadero.

A este respecto, los defensores del planeta tienen bastantes esperanzas puestas en la reunión que se celebrará entre el 1 y el 12 de diciembre en Perú para comenzar a trabajar en un acuerdo internacional con el fin de desacelerar el cambio climático, siendo la palabra clave aquí “desacelerar”, ya que invertirlo o frenarlo es una utopía, como se ha encargado de recordarnos en esta ocasión el Banco Mundial.

Te puede interesar

Escribe un comentario