El cambio climático altera la forma del planeta

Montaña helada

Además de provocar un clima cada vez más impredecible, también tiene la capacidad para modificar el paisaje. Como consecuencia del deshielo, de las lluvias torrenciales, y de todos los eventos meteorológicos que se repitan más de lo que sería normal en los diferentes lugares, así como de la aparición de los fenómenos extremos en aquellas regiones donde, en teoría, no deberían darse, nuestro hogar está cambiando de una manera espectacular.

Tanto es así que incluso el cambio climático altera la forma del planeta.

Un estudio publicado en la revista Nature, cuya autora principal es Michele Koppes, profesora asistente en el Departamento de Geografía de la Universidad de British Columbia, mostró cómo el deshielo está modificando el paisaje tanto de la Antártida como de la Patagonia. En el caso de ésta última, se dieron cuenta de que el deshielo era un problema aún más preocupante si cabe, pues las temperaturas son más cálidas, algo que provoca que el hielo se derrita más rápido, concretamente entre 100 y mil veces más, causando que los glaciares se erosionen con más facilidad.

La Antártida, por otra parte, también se está calentando. Así, si las temperaturas siguen siendo cada vez más elevadas, ”los glaciares van a empezar a moverse más rápido”, dijo Koppes.

Ártico

Las regiones polares son las más sensibles al cambio climático, y no es de extrañar que en un futuro no muy lejano se abran rutas comerciales. Pero, ¿a costa de qué? El hábitat de todos los animales que viven allí está cambiando, incluso las tribus locales pueden tener serios problemas para salir adelante, pues el deshielo de los glaciares está provocando que haya más sedimentos en cuencas y en plataformas continentales, ”lo que podría afectar a la pesca, las presas y el acceso al agua dulce”, señala Koppes.

En tan sólo 50 años el Ártico se ha calentado ya 4 grados, es decir, 2’2 grados más que la temperatura media global. Si la temperatura sigue subiendo, ya nunca más volverá a ser lo que era.

Te puede interesar

Escribe un comentario