El calentamiento global favorece la proliferación de cianobacterias tóxicas

Cianobacterias mortales

Las poblaciones de cianobacterias, unos microorganismos acuáticos primitivos, no dejan de crecer, especialmente en verano. Los científicos sospechan que el calentamiento global está detrás del fenómeno y se muestran especialmente preocupados por el aumento de las cianobacterias tóxicas, aquellas que afectan a la salud humana y de la fauna.

“Las cianobacterias son amantes de las aguas calientes, por lo que un aumento de la temperatura a lo largo de este siglo puede favorecer su crecimiento, en especial el de las variedades citotóxicas, que incluso podrían producir más toxinas y hacerse más nocivas”, indica Rehab El-Shehawy, investigadora de IMDEA Agua y coautora de un estudio publicado en la revista Water Research. Su equipo analiza cómo se fabrican y utilizan estas toxinas para estar preparados ante el aumento de cianobacterias.

Los afloramientos de estos microorganismos en lagos, embalses y ríos de todo el mundo, así como en estuarios y mares, como el Báltico, es un fenómeno cada vez más frecuente. Según los expertos, esto representa un problema económico –en la navegación o el turismo, por ejemplo–, y medioambiental. En España se ha confirmado la relación entre las proliferaciones de cianobacterias tóxicas en las marismas de Doñana con mortandades de fauna salvaje ocurridas en este espacio natural, aunque lo que más preocupa son sus efectos en la salud humana.

“Estas toxinas pueden afectar al hígado y otros órganos (hepatotoxinas), al sistema nervioso (neurotoxinas), a distintas celulas (citotoxinas), a los ojos y mucosas, además de producir dermatitis y alergias”, explica Francisca F. del Campo, otra de las autoras e investigadora en la Universidad Autónoma de Madrid.

La científica demanda una mayor atención por parte de las autoridades y de la población general ante este problema sanitario y medioambiental tan poco conocido y al que no se presta el suficiente interés. “Sospechamos que detrás de algunos trastornos gastrointestinales y otras enfermedades pueden estar estas citotoxinas, pero se requieren estudios epidemiológicos que lo confirmen”, apunta Del Campo.

 

Fuente – Agencia Sinc

Más información – El Calentamiento Global amenaza a 150 especies pirenaicas

Te puede interesar

Escribe un comentario