Día de la Tierra 2016: cuidemos de él para que él pueda seguir protegiéndonos

Planeta Tierra

Hoy, 22 de abril del 2016, es el Día de la Tierra, un planeta maravilloso. Vivimos nuestra vida en un pequeño globo azul, que se va empequeñeciendo todavía más a medida que te vas adentrando poco a poco en el Universo. Aquí, en este planeta rocoso, coexisten personas de diferentes culturas, con diferentes sueños. Todas diferentes, pero con algo muy importante en común: existen en un único mundo que, en los últimos meses, está dándonos señales de que no estamos actuando bien, de que no lo estamos cuidando.

Como si de un virus que estuviese afectando al planeta y a todo lo que hay en él, los síntomas se sienten por todas partes: la contaminación del aire está perjudicando nuestra salud, a la salud humana, pero también animal. Las sequías, las inundaciones, las temperaturas récord… todo ello nos está indicando que debemos de cambiar. Y debemos hacerlo pronto.

Monte Everest

El Día de la Tierra comenzó a celebrarse en 1970. Este evento fue impulsado por Graylord Nelson, que trabajaba como senador democráta, y de quien se sabe que era un adelantado a su tiempo. Este hombre trabajó durante décadas para concienciar al mundo sobre la importancia de respetar al medio ambiente, y finalmente, en el mencionado año hizo una manifestación en la que participaron más de dos mil universidades y de diez mil institutos de Estados Unidos. Como resultado del enorme éxito que tuvo, el gobierno estadounidense del republicano Richard Nixon aprobó la creación de la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency).

¿Y por qué decidió celebrarlo el día 22 de abril y no otro? Por un motivo simple: en esta época del año los alumnos no tenían exámenes y tampoco vacaciones, por lo que podían acudir sin problemas al evento.

La contaminación, uno de los principales problemas

Barcelona

Barcelona, España

Uno de los derechos fundamentales que todo ser vivo debe de poder ejercer sin tan siquiera preocuparse por ello es el respirar. Sin embargo, hay países, como China, en los que el aire está tan contaminado que provoca cerca de un millón de muertes al año. Pero no es necesario irse a Asia para encontrar ciudades contaminadas. En España, las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, tampoco se quedan atrás. Puede que su situación no sea tan grave, pero la realidad es que las personas residentes lo sufren del mismo modo.

Sabemos que la atmósfera está compuesta por una serie de gases, como el nitrógeno y el oxígeno los cuales siempre tienen más o menos las mismas proporciones. Pero hay otros, como el dióxido de carbono, el óxido de nitrógeno, o el monóxido de carbono que, si bien son esenciales para que pueda haber vida en la Tierra, un aumento de los mismos podría cambiar el clima para siempre, algo que ya estamos haciendo. Sí, estamos. La actividad humana es responsable del aumento en los gases de la atmósfera, como consecuencia del uso de combustibles fósiles, la deforestación, y otros.

Todo ello provoca siete millones de muertes al año en todo el planeta; medio millón en Europa. ¿No es este motivo suficiente para tratar de cambiar las cosas? Si nada cambia, nos esperan unos años más cálidos. Sin ir más lejos, este año 2016.

Naturaleza

Cuidemos del planeta para que él pueda cuidar de nosotros.

Te puede interesar

Categorías

Divulgación

Monica Sanchez

La meteorología es un tema apasionante, del cual puedes aprender mucho de él y de cómo influye en tu vida. Y no me refiero sólo a la ropa que te... Ver perfil ›

Escribe un comentario