Crece en Japón un trozo de tierra de manera silenciosa

Isla Japón

No todos los fenómenos extremos son peligrosos. De hecho, hay algunos que nos permiten contemplarlos manteniéndonos seguros. Esto ocurrió en un país asiático cuando decían: crece en Japón un trozo de tierra de manera silenciosa.

Esta isla surgió como consecuencia de una erupción volcánica, y creció tan rápido que todos los que pudieron contemplarla se quedaron asombrados: ¡se estaba formando una isla ante sus propios ojos! Desde luego, todo un espectáculo natural que ya nos gustaría a muchos poder disfrutar.

Todo ocurrió el pasado mes de abril, cuando una parcela de origen volcánico alcanzó las increíbles dimensiones de 1200 metros cuadrados y unos diez metros de altura en tan sólo unas horas. Los testigos aseguran que lo hizo sin provocar ningún temblor; ni siquiera hubo sonidos. Nada. La isla creció mostrándose pacífica ante las atónitas miradas de los curiosos.

Los científicos creen que este fenómeno responde a un deslizamiento de tierra de un cercano cerro, que empujó el fondo del mar obligándolo a elevarse. Shintaro Yamasaki, profesor del Instituto Tecnológico de Kitami, comentó que dicho deslizamiento se podría haber producido debido a que en el fondo del mar se encontraba nieve derretida.

Hiroshi Fukuoka, profesor de deslizamientos de Tierra de la Universidad de Niigata, comentó que el terreno que se encuentra cerca de los acantilados es muy sensible, ya que el agua está constantemente impactando en ellos.

Pero esta no es la primera vez que ocurre en el país nipón. Para recordar un suceso similar no tenemos que irnos muy lejos: sólo hasta noviembre 2013. En ese año creció un islote en el suroeste de la isla de Nishinoshima. En este caso, fue como consecuencia de una explosión subacuática. Tras solamente tres meses, triplicó su tamaño. Actualmente mide unos 4km cuadrados: concretamente 1’8km de norte a sur y de 1’95km de este a oeste.

Increíble, ¿verdad?

Te puede interesar

Escribe un comentario