Cómo protegerse de los terremotos

Terremoto en Madrid el 23 de febrero 2015

Terremoto sentido en Madrid el 23 de febrero del 2015

Es probable que pienses que vivimos en un territorio libre de fenómenos meteorológicos tan extremos como los que pueden verse (y sobretodo sentirse) en otras regiones del mundo, pero lo cierto es que también nosotros estamos a merced de los sismos.

No hace mucho, el 23 de febrero del 2015, en Madrid tuvo lugar uno de 4’7 grados Richter de intensidad, que si bien quedó lejos de los 7 u 8 grados, no por eso fue menos importante. Es por ello que hoy voy hablarte de cómo protegerse de los terremotos, por lo que pueda pasar en un futuro próximo.

Antes del terremoto

Es esencial saber con antelación cuándo va a ocurrir y dónde para desarrollar un plan de evacuación y seguridad de, en este caso, tu familia y tú mismo.

No te olvides de llevarte el botiquín de emergencia hacia un lugar lejano con vosotros, por si os tuviera que hacer falta.

Durante el terremoto

Es más fácil decirlo que hacerlo, lo sabemos, pero… se debe de mantener la calma y sobretodo el control, pues no son pocas las veces que alguien termina herido a causa del pánico. Recuerda que, al igual que en caso de incendio, no se deben de utilizar bajo ningún concepto los ascensores, ya que resultarían muy peligrosos. Asimismo, también se debe de evitar el uso de automóviles, bicicletas o motos.

Si te pilla en un edificio o en tu propia casa, puedes sentarte con la espalda recostada en la pared, poner las rodillas juntas y sujetarte con las dos manos el cuello (por detrás).

Después del terremoto

No debes tocar cables de energía, ni utilizar los grifos hasta que no vuelva todo a la normalidad. Utiliza el teléfono sólo en casos realmente urgentes, y por último, dirígete a las zonas de protección ya establecidas.

Afortunadamente, no contamos con terremotos muy intensos de manera frecuente, pero es necesario que sepamos cómo actuar en caso de que se produzcan.

Te puede interesar

Escribe un comentario