Cómo contribuye la raza humana al calentamiento global

Contaminación

La actividad ser humano en los últimos años está impactando seriamente al clima. La continua emisión de gases contaminantes a la atmósfera, como el dióxido de carbono o el óxido nitroso, ha provocado que el equilibrio climático se rompa, poniendo en peligro la vida de muchas especies animales y vegetales.

Ahora, un estudio publicado en la revista científica Nature, revela cómo contribuye la raza humana al calentamiento global. Te lo contamos.

Los investigadores calcularon el saldo neto del dióxido de carbono, metano y óxido nitroso para cada región de la Tierra, y no tardaron en sorprenderse cuando vieron los resultados: resulta que las emisiones antropogénicas de metano y óxido nitroso de los ecosistemas superan la capacidad del planeta para absorber el dióxido de carbono. Esto significa que la biosfera terrestre, debido a la acción del ser humano, contribuye al calentamiento global.

Pero, ¿cómo hemos empeorado nosotros la situación? Bueno, para responder a esa pregunta examinaron el flujo de los tres gases mencionados causados por los humanos en los últimos 30 años, y restaron las emisiones que había antes de la era preindustrial. Así, se dieron cuenta de que el impacto humano sobre el metano biogénico (es decir, las emisiones de gases de plantas, animales, etc.) y sobre el óxido nitroso era mayor que la absorción terrestre de dióxido de carbono. En suma, el ser humano ha sido el causante de que la biosfera terrestre pueda empeorar más la situación.

Smog sobre Barcelona

Las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera varía según la región. Por ejemplo, en Asia tuvieron un efecto de calentamiento mayor que en otras zonas, ya que contiene un 90% de los campos de arroz del mundo, y más del 60% del uso de fertilizantes químicos. Así, las emisiones de metano de este parte del mundo son en gran medida del cultivo del arroz, y las de óxido nitroso de los fertilizantes artificiales.

El cambio climático ya tiene un colaborador más: la propia biosfera terrestre.

Puedes leer el estudio aquí (en inglés).

Te puede interesar

Escribe un comentario