El cambio climático está detrás de la proliferación de algas

Algas sobre arena

Si bien forman parte del ecosistema marino, lo cierto es que cada vez hay más algas según Gotzon Basterretxea, científico del CSIC en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA). El ser humano, al utilizar fertilizantes que luego son vertidos al mar y al construir siempre más cerca de la playa, está ayudando a estas plantas a crecer y desarrollarse como nunca antes en la historia reciente, según un estudio.

Pero además, a medida que la temperatura del mar aumenta, pueden disponer de más tiempo para crecer, con lo que la proliferación de algas se ha convertido en un problema en todo el mundo.

Y esto es algo que se hace más evidente en los espacios cerrados, pues es donde el mar tiene menos movimiento. Allí, las plantas acuáticas, incluyendo a las algas, no sólo son alimentadas con los fertilizantes que el ser humano les da indirectamente al verterlos sobre el mar, sino que además las corrientes de aire no son tan fuertes como en el mar, lo que les permite enraizar mucho mejor y, como consecuencia de ello, se pueden desarrollar sin problemas.

Aunque esto tiene un lado muy negativo: el turismo será un sector que se verá seriamente afectado por esta situación, ya que normalmente las personas prefieren bañarse en las playas con las aguas más o menos cristalinas, sin algas. Aún así, los expertos temen que éste no sea la principal consecuencia. De hecho, si bien no suponen ningún peligro si se tocan, ”generan una serie de toxinas que pueden ser peligrosas por consumo e inhalación”, toxinas que pasarían al cuerpo de los organismos que las han consumido.

Algas

En España, en el Mar Menor llevan años tratando de lidiar con este problema, pero no fue hasta el año 2016 cuando las cosas empeoraron. La temperatura de las aguas en agosto fue de 29ºC en San Pedro del Pinatar, lo que, si lo añadimos a la lista de desastres, junto con los vertidos y la contaminación, tendremos unas aguas que parecen sucias y que desprende un aroma muy peculiar.

Puedes leer el estudio aquí.

Te puede interesar

Escribe un comentario