Cada segundo una persona es desplazada por los desastres climáticos

Árbol seco

El cambio climático y sus consecuencias están amenazando la vida de millones de personas en todo el mundo, especialmente de los llamados ”países en vías de desarrollo”. Seres humanos que se ven obligados a dejar sus lugares de origen para poder tener una oportunidad de sobrevivir.

La situación es alarmante: los desastres climáticos desplazan a una persona por segundo, según señala el Consejo Noruego para Refugiados, que tiene su sede en Oslo.

En el año 2015, más de 19,2 millones de personas tuvieron que huir de diferentes desastres climáticos en 113 países. ”Esos desastres desplazan entre tres y diez veces más personas que los conflictos o las guerras en todo el mundo”, según el secretario general del Consejo Noruego para Refugiados, Jan Egeland. Y a medida que el cambio climático empeore, es decir, a medida que las sequías, los huracanes y demás se intensifiquen, se prevé que muchas más personas se vean obligadas a buscar un lugar mejor para vivir.

En promedio, 26 millones de personas en todo el mundo dejan sus tierras como consecuencia de desastres climáticos.

Sequía

Egeland alertó que las personas no habían necesitado tanta ayuda desde la Segunda Guerra Mundial. Además, también comentó en la Cumbre Mundial Humanitaria, que se realizó en Estambul los días 23 y 24 de mayo, que el sistema humanitario fracasa en su deber de proteger a la población civil, proporcionando armas y dinero a los grupos armados que violan los derechos de los seres humanos, bombardeando hospitales y escuelas, y abusando de mujeres y niños.

A menos que las cosas cambien, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) pronostica que habrán 200 millones de emigrantes ambientales para mediados de siglo, ya sea dentro de sus países o fuera de los mismos. Además, hay que tener en cuenta que, con el aumento de la temperatura global, el nivel del mar subirá, poniendo en peligro a todas las personas que vivan en las costas.

Te puede interesar

Escribe un comentario