Aves preparan a sus polluelos contra el cambio climático

Taeniopygia guttata

Es muy curioso, pero eso es precisamente lo que han demostrado un grupo de investigadores de la Universidad de Australia en un estudio que se ha publicado en la revista científica Science. Pero, ¿cómo pueden las aves preparar a sus polluelos contra el cambio climático? 

Cantándoles una nana. Y no, no es una broma, aunque lo parezca.

Hay determinadas aves, como los punzones cebra, cuyo nombre científico es Taeniopygia guttata, y que se conocen también como diamantes mandarín, que tienen unos padres muy protectores. Tanto, que antes de que el huevo eclosione, que es cuando el embrión ya tiene los órganos y auditivos y el cerebro se ha desarrollado lo suficiente para comprender el mensaje que sus progenitores le mandan, estas aves les avisan de que en el exterior la temperatura es muy alta. Pero sólo lo hacen si se registran unos valores por encima de los 26 grados centígrados.

Para llegar a esta conclusión, las zoólogas Mylene Mariette y Katherine Buchacan, de la Universidad Deakin de Australia y responsables de la investigación, grabaron las peculiares nanas de los diamantes mandarines y las pusieron como música de fondo para algunos huevos, mientras que otros escucharon la canción del verano.

Taeniopygia guttata

Los resultados fueron sorprendentes: los polluelos que nacieron con la alerta de calor, tuvieron un desarrollo más lento y, además, nacieron más pequeños que el resto, lo que es una ventaja a la hora de enfriarse en climas muy cálidos. Pero la investigación no terminó aquí, sino que las expertas estuvieron haciendo un seguimiento de las aves y descubrieron que, pese a haber nacido más pequeñas, pudieron sobrevivir mejor y tener un mayor número de descendientes que aquellas que no escucharon la nana.

De esta manera, estas aves pueden programar la curva de desarrollo de sus crías, aún y con cambio climático.

Puedes leer el estudio aquí (en inglés).

Te puede interesar

Escribe un comentario