Aumentan los niveles de polen debido al cambio climático

Flores

La primavera es una estación en la que vemos un estallido de colores, de vida. Es el momento que todos estábamos esperando para salir a pasear, hacer cosas nuevas, emprender proyectos,… en fin, salir de nuestra propia ”hibernación” si se me permite la palabra.

Sin embargo, los expertos afirman que aumentan los niveles de polen debido al cambio climático, algo que muchos alérgicos estamos empezando a notar en el consumo de pañuelos y en la cantidad de estornudos que hacemos cada día.

Un estudio del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (conocido por sus siglas ICTA), la Unidad de Botánica y el Departamento de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), muestra como las plantas aumentan su producción de polen debido a las temperaturas cada vez más elevadas y al haber una mayor concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.

Las plantas anemófilas, es decir, aquellas que precisan del viento para asegurar su polinización, podrían suponer un problema de salud pública. Son muchas las especies que nos pueden producir alergia, entre otras las gramíneas las cuales podemos encontrar en cualquier lugar.

Sin embargo, no todas las plantas están respondiendo de igual manera a los cambios meteorológicos. Por ejemplo, las plantas mediterráneas como el pino o el lentisco, muestran un mayor incremento; mientras que las de climas más continentales como el haya o el abedul, sus niveles de polen se mantienen más estables.

Pero las diferencias no se acaban ahí. De hecho, los árboles son los que más han incrementado su producción de polen ya que para producir sus flores dependen de la temperatura, mientras que las hierbas dependen más del agua, según explican los investigadores.

Almendro

Así pues, no nos quedará más remedio que seguir con los pañuelos y antihistamínicos durante toda la estación si queremos disfrutar de la primavera.

Te puede interesar

Escribe un comentario