Aprende qué hacer durante un fenómeno meteorológico extremo

Nueva Orleans Katrina

Nueva Orleans tras el paso del Huracán Katrina en 2005

No es ningún secreto que los fenómenos meteorológicos extremos están aumentando peligrosamente en número en todo el mundo debido al cambio climático. En un estudio publicado en Estados Unidos, perteneciente al Informe Especial sobre Eventos Extremos (cuyas siglas en inglés son SREX), se advierte que el cambio climático aumentará el calor extremo, las fuertes precipitaciones y la velocidad del viento de las tormentas tropicales.

¿Y qué podemos hacer los ciudadanos? En primer lugar, seguir pidiendo a los gobiernos que reduzcan la contaminación de carbono, ya que esa es la única manera de detener el cambio climático en el que nuestro planeta está inmerso en estos momentos. Quizá sea tarde ya, pero tienen la obligación de intentarlo, porque las consecuencias globales están siendo desastrosas desde ya.

En segundo lugar, lo que debemos hacer es aprender cómo protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias durante un posible fenómeno meteorológico extremo. Para que sepamos qué hacer en una de estas situaciones, FEMA, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos, ofrece los siguientes consejos:

  • Mantente informado. Suscríbete a las alertas de emergencia local para ver si hay actualizaciones.
  • Asegúrate de tener una radio con baterías o cualquier otro dispositivo en caso de que no haya electricidad.
  • Planea con anticipación. Ten un plan de evacuación y suministros de emergencia a mano. Revisa las listas de la Cruz Roja, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA en inglés), o los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para ver qué necesitas.
  • Mantente en contacto con tus parientes, amigos y vecinos.
  • Asegura tener alimentos en lata que no requieran refrigeración y agua potable. Al menos 4 litros de agua por persona y por mascota por día.
  • Almacena, como mínimo, una provisión de agua para tres días para cada miembro de la familia.
  • En eventos de calor, asegura que las personas más vulnerables (ancianos, enfermos y niños pequeños) estén en un lugar fresco y con suficiente agua.
  • Quédate en casa el máximo tiempo posible. Si no tienes aire acondicionado, quédate en la planta más baja, lejos de los rayos del sol. Trata de ir diariamente durante algunas horas a un edificio público que tenga aire acondicionado.

A riesgo de sonar catastrofista, lo cierto es que sólo en Estados Unidos tuvieron lugar en 2011 miles de fenómenos meteorológicos extremos y se espera que esta sea la tónica de las próximas décadas en todo el mundo. Así que estas directrices pueden sernos más útiles de lo que pensamos.

Más información – La depresión tropical “Beryl” se convertirá de nuevo en tormenta tropical

Fuente – terra

Te puede interesar

Escribe un comentario